Un soldado ruso fue condenado a cinco años de prisión por negarse a combatir en Ucrania.

Un tribunal ruso condenó a un militar con contrato a cinco años de cárcel por haberse negado a combatir en Ucrania, informaron el jueves fuentes judiciales.

El juicio tuvo lugar en el tribunal militar de Ufá, en la república de Baskortostán (Urales).

”Sin querer participar en la operación militar especial” rusa lanzada en Ucrania en febrero, Marsel Kandarov, de 24 años, no se presentó en mayo a su lugar de servicio, indicó el jueves la oficina de prensa unificada de los tribunales de Baskortostán.

En septiembre, fue “encontrado” por las fuerzas de seguridad, según la misma fuente. A finales de diciembre otro militar de Ufá recibió tres años de prisión por ausentarse por cuenta propia de su cuartel.

El militar fue declarado culpable de eludir su servicio militar durante más de un mes, en un periodo de movilización, y fue condenado a cinco años de detención en un campo penitenciario, precisó el comunicado.

Según la ley, en caso de abandonar el lugar de servicio sin autorización, no presentarse a tiempo sin una buena razón por más de dos días (pero no más de diez) durante el período de movilización o ley marcial el soldado recibe un castigo de hasta cinco años de prisión.

En septiembre, el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó la movilización de 300.000 reservistas, tras varios reveses militares rusos en Ucrania. Decenas de miles de hombres abandonaron el país para evitar ir al frente.

En otro juicio, un tribunal militar de Moscú condenó a un reservista movilizado a cinco años y medio en un campo penitenciario en régimen severo por haber “golpeado” a un oficial en una discusión, informó el miércoles la agencia oficial rusa TASS.

Según esta agencia, el reservista expresó su “descontento” sobre la organización del entrenamiento para los movilizados cerca de Moscú, y luego expulsó el humo de su cigarrillo en la cara de un oficial y le dio un puñetazo.

Antecedentes

El pasado junio, un tribunal militar ruso de la región de Kabardia-Balkaria (sur) confirmó el despido de 115 militares que se negaron a participar en la brutal ofensiva lanzada por el régimen de Vladimir Putin en Ucrania.

El tribunal concluyó que los militares rechazaron “arbitrariamente cumplir una misión oficial”.

Y en septiembre el presidente ruso Vladimir Putin firmó una ley que endureció las penas por los delitos cometidos en tiempos de movilización militar y que castigará la rendición voluntaria, la negativa a combatir o la deserción con hasta 15 años de prisión.

Asimismo, quienes se entreguen al bando enemigo de forma voluntaria podrían enfrentar penas de hasta diez años de cárcel.

Información. Infaboe.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s