Velan a fallecidos en accidente en Nayarit.

Miguel Ángel Hernández y su familia planeaban ir a Guayabitos, como parte del viaje familiar que uno de sus cuñados había organizado para Navidad. 

Por temas de dinero -hace 3 semanas paró la fábrica de calzado donde trabaja-, no pudo ir. Al final, eso fue lo que los salvó de ser parte de las 15 víctimas mortales que dejó la volcadura del camión donde viajaban familiares y amigos suyos. 

Este lunes fueron veladas 5 integrantes de la familia Belmonte, en la parroquia San Martín de Porres, ubicada en la colonia que lleva el mismo nombre.  

El ambiente está impregnado de silencio, tristeza e incredulidad. De la noche a la mañana, 11 miembros de la familia murieron en el fatal accidente ocurrido en la autopista Jala – Compostela, el pasado viernes. 

Miguel Ángel Hernández narró que él, junto con su esposa y 6 hijos, iban a ir a ese viaje que terminó en tragedia, pero debido a la mala situación económica, y a que estaba próximo el Día de Reyes, decidieron al final no ir, excepto su hijo, Josué David, de 13 años, quien afortunadamente no sufrió lesiones de gravedad. 

Afirmó que fue un milagro que no haya sufrido el mismo desenlace que otros familiares. 

Entre las víctimas están cinco hermanos de su esposa, así como algunas de sus parejas e hijos. También está su sobrina que se fue sin el permiso de su mamá, pero acompañada de su tía. Ambas fallecieron. 

El mismo desenlace tuvo un cuñado de Miguel Ángel, quien estaba emocionado porque al fin conocería la playa, además de que este año iba a jubilarse y tendría más tiempo para viajar. Su esposa está intubada, con fracturas en costillas y cráneo. 

Un camión añejo 

El señor Hernández comentó que el boleto del viaje que inició el 25 de diciembre por la mañana costaba solo 1 mil pesos, la mitad de lo que vale en Primera Plus, por ejemplo. 

El plan fue de uno de sus cuñados, quien frecuentemente organizaba viajes a Moroleón para comprar ropa. Sin embargo, el camión era viejo, y desde la perspectiva de Miguel Ángel, solo era para viajes cortos, aunque su cuñado insistió en que sí era seguro. 

En el accidente, tanto el organizador como el chofer, murieron. 

“Era alegre” 

Teresa Márquez Rendón es vecina de la colonia San Martín de Porres. Desde que iba a la escuela conoció a María de Jesús Belmonte Vera, una de las víctimas mortales del accidente.

Refirió que ella era alegre, aunque llevaba años sin saber mucho de ella. Cuando el viernes recibió la noticia, no lo podía creer. 

Ella, junto con otros vecinos, hicieron ‘cooperacha’ para ayudar a la organización del velorio y otros gastos que pudieran presentarse, al ser los Belmonte personas muy queridas dentro de la comunidad. 

Información. Fernando Velázquez.

Foto. Noticieros En Línea.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s