Tras desalojo de Madres Azules, balean la finca de Juventino Rosas donde vivían.

Luego del desalojo de las Madres Azules en Juventino Rosas sujetos armados dispararon contra el domicilio que ocupaban las religiosas.

Tras los disparos, los agresores habrían amenazado para regresar el predio a las monjas en los próximos tres días.

El desalojo de la congregación de las Misioneras Guadalupanas de Jesús Evangelizador, mejor conocidas como Madres Azules por el color de su manto, se debió a un antiguo litigio.

Pleito con sacerdote Juan de Dios Olvera

Ataque a exfinca de Madres Azules
Desalojan a monjas Juventino Rosas Foto: Daniel Moreno

La finca la peleó el sacerdote Juan de Dios Olvera Delgadillo, quien reclama la propiedad como una herencia suya. Este padre tuvo cargos en la Arquidiócesis, en el Vaticano y en la Universidad Pontificia. Sin embargo, el papa Francisco lo suspendió debido a que se le declarara contrario a algunos planteamientos del Sumo pontífice.

Olvera reclama la propiedad que anteriormente perteneció a la fundadora María Ángela Landa, esta al morir dejó en testamento ante notario todos sus bienes a tres herederos. Estos son su hermana María Alejandra Landa, Octaviana Ortiz que era otra fundadora, además de al sacerdote Olvera, quien asistía a la comunidad.

El sacerdote argumentó que la segunda fundadora intentó ser nombrada superiora de la congregación, pero no la eligieron. Esto causó que intentara quedarse con el inmueble para formar una nueva congregación.

Ya se veía venir

Ataque a exfinca de Madres Azules

Tras cinco años de juicio, las autoridades repartieron la herencia y al padre Olvera le otorgaron la finca en Juventino Rosas.

El juicio fue largo y el resultado ya se veía venir pues incluso desde 2019, agentes de la Fiscalía del Estado las visitaron. Desde entonces el sagrario había sido retirado del convento como previsión y lo llevaron al templo de Nuestra Señora de la Luz.

Tras estos hechos, la postura del párroco de Juventino Rosas, Francisco Amezquita, la dio a conocer en un video. En este aseguró que se cometió un despojo contra la congregación y pidió a la sociedad apoyar a las Madres para encontrarles un nuevo espacio.

“La casa era de ellas no sólo fue un desalojo sino también un despojo, solo Dios sabe porque suceden  las cosas”

Mientras tanto las misioneras al parecer fueron apoyadas por ciudadanos quienes les ofrecieron temporalmente un nuevo espacio.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s