Seremos la primera comunidad no indígena con autogobierno: familia LeBarón.

Mientras las instancias gubernamentales atienden las solicitudes de la comunidad LeBarón para analizar su derecho al autogobierno, un grupo de 36 personas entre miembros de la familia y otros allegados conforman diversos comités en los que se toman decisiones a nivel comunitario al que pertenecen unos 4 mil miembros de la familia y otros tantos que han sido adoptados como parte de ella.

“Estamos intentando ser la primera comunidad no indígena, con autogobierno, pero para eso tenemos que comprobar que somos una tribu, que tenemos costumbres heredadas y que somos distintos; la verdad es que si se protegiera la vida y la libertad, nosotros no perderíamos un minuto en estas cosas, sería como reinventar la rueda, pero cuando no está segura tu vida ni tu propiedad, tienes el derecho inalienable de cambiar tu sistema de gobierno si el régimen vigente no te protege y no conviene a tus intereses, eso lo dice la Constitución”, dijo en entrevista con El Heraldo de Chihuahua.

Además, indicó que ya se tiene todo preparado y que sus abogados les han recomendado acudir a instancias internacionales: “esta comunidad tiene 200 años de literatura, no hay nadie que pueda negar que somos una tribu, somos como Israel: mi bisabuelo tiene más de 15 mil descendientes, somos la familia más grande de Norteamérica”, informó.

No seremos desplazados: LeBarón

Desde 2009, la comunidad LeBarón ha vivido en relativa paz, aunque el ataque contra el grupo de 3 mujeres y 14 menores por criminales hace tres años cimbró a la comunidad e impactó a nivel nacional e internacional.

Vivimos en una isla donde no hemos tenido violencia desde el 2009 y toda la comunidad alrededor no saben cómo le hicimos porque ya no han vuelto a secuestrar a nadie, la masacre ocurrió porque “se equivocaron”, recuerda Julián LeBarón en entrevista.

“El punto es que nosotros no vamos a ser desplazados, alrededor hay al menos 20 pueblos que ya son fantasmas, pero no hay ninguna manera que nos van a desterrar de aquí: ¿por qué? Porque ya se pagó con sangre y para nosotros esta tierra es sagrada y aparte nosotros creemos que la libertad es un don divino y tenemos el derecho de defenderla y el gobierno que te lo niega, no solamente te traiciona, sino que es un criminal”, sentenció el entrevistado.

Al respecto, Shallom Tuckers, madre de Rhomina Miller, una de las víctimas de la masacre de La Mora, indicó que durante los últimos años han visto cómo pasan las familias y que llevan en tus pick ups todas las pertenencias que pueden, pero en general, dejan atrás su propiedad, su historia, sus vidas como la habían conocido entonces, pues si no se marchan, no tendrían oportunidad de estar seguros.

Por su parte, Adrián LeBarón, padre de Rhomina y esposo de Shallom, rescató un cuadro de Jesucristo de una escuela abandonada en el pueblo de Alamillo, que se encuentra a unos kilómetros de la comunidad: “se llama Alamillo, es un pueblo que ya está totalmente vacío; yo saqué este cuadro de una escuela en la que parece un basurero porque todos los libros y cuadernos están tirados por los salones, no se llevaron nada, se tuvieron que ir y dejar así”, comentó el entrevistado.

Por otro lado, Julián LeBarón reconoció que la comunidad tiene una gran ventaja: la doble nacionalidad mexicana-estadounidense, por lo que dijo tener el respaldo y el cobijo del gobierno de Estados Unidos, pues “si atacas a un americano, el gobierno de Estados Unidos interviene”.

“Si vas con un notario y le explicas que quieres ser gobernante porque un montón de personas te eligieron con sus credenciales de elector, pero solo tienes un montón de papeles rayados con una equis, te manda a analizar con un psiquiatra”, sentenció Julián LeBarón en referencia a que el sistema político y electoral en México, abre las puertas al fraude, a la apatía y al desinterés social que coloca en los gobiernos a personas incompetentes, crueles e imbéciles.

“Todos los que están prendidos de la ubre del fruto del esfuerzo ajeno, los gobernantes, todos los sindicatos, los que son sobornados para participar, no tienen con nosotros un contrato real y si el juego fuera diferente y ellos debieran cumplir con su parte del contrato, ninguno de ellos podría participar”, agregó.

Agregó que, si la población es obligada a aceptar ese contrato, sin la garantía de que los gobernantes pagarán las consecuencias cuando hagan algo mal, entonces ese no es un contrato, sino una esclavitud.

El sistema, dijo juega a favor de los que tienen el poder, pues solo ellos pueden pedir miles de millones prestados, sin preocuparse de pagar un peso, porque eso lo pagarán otros (la población) y los que vengan en el futuro.

“Necesitamos aceptar que ese contrato es un fraude, el presidente de México ganó las elecciones con menos votos que los mexicanos que hay en Estados Unidos y nos vienen con el cuento de que la mayoría votó por él, entonces la salida y la solución está en que la mayoría que no participa exijamos que se presente un contrato verdadero, porque si no tenemos forma de exigir y demandar que se nos cumpla eso no es un contrato es esclavitud”, sentenció.

“Ningún político sabe a quién representa, sabe quién lo contrató, de modo que, si no cumple ninguna promesa del contrato, no tienes ninguna forma de obligarlos a dar cuentas”, concluyó el entrevistado.

Policías corruptos de Galeana en 2020

En entrevista con El Heraldo de Chihuahua, Julián LeBarón informó que actualmente el alcalde de Galeana es su primo y que la comunidad confía en él pues es una persona honesta y lo aprecian, pues están seguros de que tiene buenas intenciones: pero recordó que hace dos años fueron a correr a los 18 policías municipales de Galeana porque andaban extorsionando y torturando a la gente.

“Cuando llegamos a decirles: ‘a ustedes no les vamos a permitir un día más estar armados pretendiendo que protegen a la ciudadanía, cuando son los más peligrosos’, el alcalde huyó y no volvimos saber de él, ¿cómo íbamos a permitir tener autoridades así?”, cuestionó.

Al respecto, Víctor Juárez López, un ingeniero electromecánico originario de Xalapa, Veracruz, pero que tiene ya 5 años viviendo en la comunidad dijo, que se ha sentido arropado y protegido por la comunidad.

Juárez López, dijo que su experiencia fue la gota que derramó el vaso y llevó a la comunidad LeBarón a expulsar a los policías criminales y corruptos de Galeana, puesto que fue amenazado por un policía municipal.

Narró que fueron tres los policías que lo golpearon con sus armas largas para bajarlo de la camioneta, lo esposaron y lo llevaron a la comandancia, donde le sacaron de la bolsa 15 mil pesos: “fue cuando se extrañaron y vieron mis documentos y me preguntaron quién era y con quién trabajaba. Cuando les dije, vi cómo se les cerró el mundo”, comentó.

Dijo que luego de eso lo amenazaron de muerte para que no hablara de lo sucedido, pero se armó de valor y les comentó a la familia LeBarón, pues trabaja con ellos y fue este hecho uno de los que motivó que se echara del pueblo a los policías municipales, pues estaban cansados de sus extorsiones y sus agresiones a la población.

“Gracias a ustedes yo sigo vivo, gracias porque me ofrecieron su casa y me anduvieron escondiendo, me cambiaban de casa en las madrugadas; yo solo dije la verdad sobre lo que pasó y gracias a eso sacamos a la policía municipal”.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s