Inundaciones en la refinería Olmeca repercuten en colonias aledañas.

Más de 400 familias de la colonia Lázaro Cárdenas del Río del municipio de Paraíso, resultaron severamente afectadas hace unas semanas con las intensas lluvias que se presentaron en todo el estado de Tabasco. Esto a consecuencia de la construcción de la refinería de Dos Bocas, que tapó todas las salidas fluviales que de manera natural servían como un vaso regulador en esa zona del municipio de Paraíso.

Sin embargo, de acuerdo a lo que se difundió también en redes sociales, esto mismo fue lo que provocó anegaciones al interior de la refinería Olmeca, aunque como en ocasiones anteriores, autoridades del gobierno federal negaron que se haya tenido problemas derivados de las lluvias y fenómenos hidrometeorológicos.

Durante un recorrido por la zona, se constató que en una de las bardas perimetrales de la obra cumbre del gobierno de la Cuarta Transformación, se pretendió taponear los ductos fluviales para enviar las aguas producto de las lluvias torrenciales hacia poblaciones aledañas, pero al parecer esto no les funcionó, ya que de inmediato se captaron imágenes de la refinería inundada, que luego fueron desmentidas como siempre por la Secretaría de Energía.

400 viviendas resultaron afectadas

De acuerdo a algunos vecinos, hace unos días ordenaron tapar los ductos fluviales de la barda perimetral. La medida buscaba enviar las aguas pluviales hacia poblaciones aledañas, pero la decisión también afectó los terrenos de la planta.

Según el delegado municipal de la colonia Lázaro Cárdenas del Río, Daniel Balderas Valenzuela esto afectó a unas 400 casas de la 3 y 4 etapa. «El agua subió hasta la cintura, esta fue la zona mas afectada, sí nos llegó el agua hasta la cintura, e inclusive entró a varias casas», expresó.

Indicó que la gente estaba molesta porque nunca se había vivido una situación semejante. «Yo tengo 30 años viviendo aquí y es la primera vez que veo inundada la colonia», expresó. Aunque el pasado viernes 28 de octubre de 2022, debido a la falta de lluvias no se observaron problemas de inundación, las marcas del nivel que alcanzó el agua son evidentes.

Además hay zonas donde no se ha secado el agua completamente, y hay mucho lodo e inclusive fango que impide el paso de las personas. «Aquí tenemos tapados los ductos fluviales que la refinería nos tapó cuando hicieron la barda perimetral taparon con arena y dejaron a desnivel la colonia, claro que todos los ductos fluviales de la salida que tenía la colona quedaron tapados», aseveró.

Lo lamentable para los vecinos de esta zona es que esto ocurrirá siempre que llueva; «llueva poco o mucho se va a inundar siempre», comentó el delegado.

Ni Sener ni la refinería apoyaron a los afectados

Reconoció que por parte del ayuntamiento de Paraíso hubo la disposición de apoyar en todo momento a las familias afectadas. «Con costalería de arena estuvieron apoyando, y mucha gente subió sus muebles arriba de ladrillos porque le estaba entrando el agua a sus casas», destacó.

Sin embargo, lamentó que por parte de la refinería o de la Secretaría de Energía, no han recibido ningún tipo de apoyo. «No, para nada, nunca hemos tenido contacto con nadie de ellos, no nos han volteado a ver, aunque hemos tratado de dialogar», indicó.

Aclaró que la gente de esta zona no está en contra de la refinería, pero piden que hagan algo para evitar que esto vuelva a suceder. «Nosotros no estamos en contra de la refinería que ha traído progreso a la colonia, pero la gente se está dando cuenta que a ellos les vale», enfatizó.

Agregó que no fue la única zona de Paraíso que resultó afectada por el taponamiento de estos drenes, ya que antes había vasos de agua reguladores, pero con la llegada de la refinería los taparon.

El nivel del agua alcanzó medio metro

Por su parte, César «N», prestador de servicios de alimentos en la zona, comentó que muchas calles fueron afectadas por el agua que llegó a más de medio metro. «Llegó a medio metro más o menos, pero sí fue grande la afectación, en lo personal nunca había visto esto; pensamos que la salida del agua no fue como en otros tiempos», aseguró.

Indicó que el agua tardó una semana en bajar, y que se mantiene el temor constante entre los colonos de que esto se vuelva a repetir. Durante un recorrido por el municipio y las inmediaciones de la refinería, se constató que muchas salidas naturales de agua fueron cerradas.

Por ello, las aguas fluviales seguirán siendo un dolor de cabeza para los paraiseños. Algunas calles aledañas a la Central Camionera siguen encharcadas, mientras que en otras calles como Hermenegildo Galeana, las aguas negras impiden el paso tanto de peatones como de vehículos.

«No hay paso y eso tenemos que padecerlo, ya que antes de la refinería esto no se veía», comentó Jorge Hernández Sánchez.

Con amenazas impiden tomar evidencia fotográfica en la refinería

Cabe señalar que como en otras ocasiones se intentó llegar por la entrada principal de la Refinería Olmeca, pero de inmediato personal de seguridad, así como de Pemex e incluso de la Marina acudieron a informar, con actitud intimidatoria, argumentando que no se podía tomar fotografías ni acercarse a la zona de llegada de vehículos de la refinería, pese a que las imágenes se tomaban desde la carretera que va a Puerto Ceiba.

Situación similar denunció en días pasados la diputada local del PRI, Soraya Pérez Munguía, quien acusó que un trabajador de ICA FLÚOR le impidió grabar en las inmediaciones del complejo petrolero, y la amenazó con echarle a la Secretaría de Marina si no acataba la indicación.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s