El 70% de las personas con discapacidad de Salamanca carecen de apoyos.

En Salamanca habitan 13 mil 361 personas con discapacidad. De estas, solamente un aproximado del 30% han tenido apoyo para un mejor desarrollo. De hecho, la falta de aceptación en las familias y la cuestión económica son los principales obstáculos para que los atiendan y logren una mejor calidad de vida. Así lo asegura Sofía Araceli Martínez Espino, presidenta de la Asociación de Sordos Impulsores de Salamanca.

De acuerdo al Censo Nacional de Población y Vivienda del INEGI del 2020, existen 13 mil 361 personas con discapacidad en Salamanca (una persona puede tener más de una discapacidad), equivalente al 13% de la población total de la ciudad, y en su mayoría son el sustento del hogar. De esta cifra, 7 mil 189 padecen discapacidad física; 5 mil 444 tienen discapacidad visual; y 2 mil 721 viven con discapacidad motriz. Esas son las primeras tres condiciones que aquejan a los habitantes de Salamanca.

Sin embargo, a pesar de que existen varias instancias de gobierno, privadas y asociaciones de apoyo para que las personas con discapacidad tengan apoyo y puedan tener una mejor calidad de vida, solo un bajo porcentaje es atendido. Esto derivado de que las propias familias se niegan a reconocer que la persona tiene una discapacidad. Generalmente porque creen que no requiere apoyo o no hay nada que hacer; o bien, por cuestión económica, pues carecen del recurso para la atención o para gastos como traslados.

“Lo que hemos visto en el caso de las personas con discapacidad auditiva, es un poquito difícil que la familia entienda que necesitan una atención especial y de manera diferente. Han ido gente con nosotros por poco tiempo y se retiran al no entender, no aceptar la discapacidad auditiva. En este caso se van quedando cuando pueden desarrollarse mejor”, señaló Sofía.

Desarrollo
Foto: Especial

Buscan expandir y mejorar su atención a personas con discapacidad

Destacó que la atención a la discapacidad debe darse de preferencia a temprana edad, así se podrá lograr una mejor integración y mayores oportunidades en el aprendizaje y la vida laboral. Sin embargo, también señaló la falta de más espacios de atención. Y en el caso de las asociaciones, contar con más apoyo y recursos para acercarse a las familias más alejadas.

En el caso de las escuelas, destacó que existe inclusión y áreas de educación especial. Sin embargo, faltan maestros calificados para la atención a este importante sector de la población.

En el caso de la Asociación de Sordos Impulsores de Salamanca, se trabaja para integrarse como donatarios y contar con mayores recursos y ampliar la atención. Uno de sus proyectos es acercarse a instituciones de salud para que los menores que nazcan con una discapacidad auditiva tengan una atención oportuna.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s