José Héctor deja los zapatos “9citos”y apoya la economía de los padres de Salamanca.

La reparadora de calzado “Otra vez 9citos” es la opción que encontraron padres de familia para que sus hijos volvieran a clases con unos buenos zapatos. En el negocio también refuerzan, reparan y zurcen las mochilas, porque el presupuesto no alcanzó para comprar nuevas. José Héctor Ramírez Leyva, que tiene 25 años dedicado a este oficio, dijo que hasta este año se reactivó el trabajo luego de un par de años de clases virtuales.

Ubicado en el número 904 de la avenida Cazadora, don Héctor dice que remienda y repara todo zapato que tenga una oportunidad de volver a quedar “9cito”. Su negocio le da a los jefes de familia opciones para no gastar tanto dinero. “Todo subió bastante y los sueldos que tienen los jefes de familia ya no alcanzan para comprar nuevos”.

“Las reparaciones tienen costos diferentes, según lo que se le vaya a hacer al calzado, si un parchecito, una hebilla o pegar y coser. Sí le conviene al cliente porque no gasta más de 80 pesos, pero no gasta el costo total del par de zapatos nuevos. A veces ni para unos baratos de vinil, porque esos corren el riesgo que ante el uso se desbaraten y ya no se puedan reparar”, dijo.

Amplía al negocio a la reparación de mochilas

Calzado
Foto: Cuca Domínguez

El zapatero además ha diversificado su trabajo con las mochilas.

“A las mochilitas se les refuerzan las correas o se les zurce de donde se rompen. A veces solo se refuerzan para que les duren un poco más. Incluso después de que entran a clases se les comienzan a desbaratar y es cuando acuden para rescatarlas y que sigan funcionando”, explicó.

Don José Héctor dijo que aprendió muchos oficios antes de dedicarse de lleno a la reparación del calzado. Incursionó en albañilería, plomería y soldadura. Pero en la Ciudad de México le aprendió a un señor que tenía su taller de reparación de calzado, y cuando regresó a Salamanca puso su propio taller, trabajo que le gusta mucho. “Lo que yo hago, lo hago con mucho gusto”, admite.

Y es que las reparadoras de calzado cada día son menos. Por ello pone a disposición de los padres de familia el teléfono 464 690 8025 para que lo contacten le den una segunda oportunidad a sus zapatos favoritos.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s