Buscadoras, el ejemplo de sororidad.

La búsqueda de personas es la acción más feminista que se ha documentado en la historia reciente, porque son mujeres las que están haciendo el trabajo que ni los hombres ni las autoridades pueden o han querido hacer.

Esa es la tesis de la investigación titulada “Buscadoras, las guerreras modernas”, realizada por Mariela Santoyo Cruz, integrante de la Red Feminista de Guanajuato, quien dijo que en ningún país del mundo existe un movimiento como el de las mujeres que realizan la búsqueda de sus familiares desaparecidos.

“¿Qué motivó a las mujeres a tomar una varilla, una pala, a recorrer puntos de riesgo, a no temer enfrentarse con quienes probablemente desaparecieron a su familiar? En la investigación reunimos 60 testimonios de mujeres que con dolor, con temor y con todo en contra salieron a buscar ellas mismas a sus familiares, pues cuando creyeron en la justicia, sienten que ésta les falló.

“El testimonio de una de ellas, Reyna María, es revelador, pues dijo que la mayoría de las que son buscadoras se volvieron tales por la corazonada de que si no salían a la búsqueda, nadie lo haría, pero supieron que si se apoyaban con quienes padecían lo mismo, las búsquedas serían más exitosas y ellas han encontrado más puntos por su trabajo propio que el que las autoridades han hecho por su cuenta” dijo Mariela Santoyo.

La investigación, que contó con el apoyo del Centro de Derechos Humanos Miguel Pro Juárez, revela también que de enero de 2020 a mayo de 2022, en Guanajuato ha habido 32 hallazgos de lugares donde había personas enterradas, de los cuales 30 fueron encontrados por las buscadoras.

“Cuando hay un caso positivo, se organizan, ven fecha, hora y todas salen organizadas a la búsqueda. Se trata de un ritual que ellas mismas no quisieran realizarlo, pero hasta que la última no encuentre a su familiar no regresarán a sus casas.

“Esa es la otra característica de este movimiento, hay mujeres que ya encontraron a sus familiares y los enterraron, pero por correspondencia y solidaridad siguen buscando y siguen acompañando a las que se integran a este clan, del que nadie quisiera ser parte”.

Mariela Santoyo ha presentado su investigación en países como Francis, España y Alemania, en donde llama la atención cómo las mujeres han forjado sus propios materiales de trabajo; ellas soldan sus varillas, crearon sus protocolos para las búsquedas y han creado una red de apoyo y comunicación que no se ha visto en otro movimiento social estudiado en el país en la historia reciente.

El próximo 23 de septiembre, en Guanajuato capital, será presentada la serie de testimonios en video titulada “Buscadoras, las guerreras modernas” aún en sede por definir, en donde mostrarán que este movimiento “da cuenta de que la resistencia para encontrar a los desaparecidos tiene un rostro y éste es el de una mujer”.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s