Presiona delincuencia a alcaldes: David Saucedo.

Aunque no se tiene claro cuál fue el móvil de los asesinatos de los integrantes del primer círculo de los alcaldes de Celaya y Villagrán perpetrados por un grupo delincuencial, es de suponer que, en primer término, fue para avanzar en sus objetivos y generar presión en contra de los presidentes municipales por las acciones que han realizado en el combate al crimen organizado, mencionó David Saucedo, consultor y especialista en seguridad, quien añadió que es bien sabido que los hijos de los primeros ediles eran personas limpias e íntegras que solo se dedicaban a sus actividades empresariales, cada uno de manera individual.

El especialista en seguridad comentó que han ocurrido alrededor de una veintena de asesinatos de integrantes de la clase política por parte de grupos del crimen organizado, entre los que se incluyen regidores, directores de administraciones municipales, candidatos, un diputado y jefes policiacos que son parte de un gabinete político.

“Lo que hemos visto en el pasado son ataques directos en contra de integrantes de la clase política por gente del crimen organizado, pero recientemente hemos empezado a detectar ataques en contra de familiares del primer círculo de presidentes municipales. Antes ya había ocurrido con el secuestro del hermano de la ex alcaldesa de Salvatierra, Alejandrina Lanuza, realizado presuntamente por integrantes del Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL), incluso algunos de los colaboradores cercanos fueron asesinados”.

“No tenemos antecedentes de que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) haya hecho esto en contra de integrantes de la clase política, ni con integrantes de su primer círculo familiar. Recientemente hubo dos casos, el del alcalde de Villagrán y del alcalde de Celaya, donde desafortunadamente sus hijos fueron asesinados”.

Destacó que los hijos de los alcaldes no estaban vinculados con ningún tipo de actividad delictiva, sino que eran personas limpias e íntegras que se dedicaban a sus actividades empresariales, cada uno de manera individual.

“Parece que sus asesinatos fueron perpetrados con el objeto de presionar a los alcaldes y generar alguna dinámica a favor de los grupos delictivos que los asesinaron para avanzar en sus objetivos, este parece que fue el móvil, todavía falta que las autoridades ratifiquen este hecho, que se hagan las investigaciones y que se detengan no solo a los autores materiales, sino también a los intelectuales”.

Refirió que, aunque no queda claro cuál grupo fue el que cometió estos asesinatos, se sabe que el Cártel Jalisco no se ha conducido de este modo en el pasado e indicó que hasta el momento no se cuenta con los elementos como para poder señalar responsables, ya que las narco-mantas que aparecieron este sábado del CJNG deslindándose de este evento, tampoco son suficiente.

“Sin embargo, existe la presunción por parte de algunas agencias de investigación que están dándole seguimiento a este caso, que quienes perpetraron los asesinatos de integrantes del primer círculo familiar de los alcaldes de Villagrán y Celaya fueron integrantes del CSRL en alianza con cédulas del cártel de Sinaloa».

Por otra parte, sobre la interrogante de los ciudadanos al expresar a través de las redes sociales que “si esto le pasó al hijo del alcalde, qué nos puede pasar a nosotros”, el especialista mencionó que es un pensar válido, debido a la preocupación que sienten.

“Sin menospreciar esta perspectiva ciudadana yo diría que la mayoría de los asesinatos que están ocurriendo son entre integrantes del crimen organizado, en efecto también tocan a la población civil, pero en este caso (el asesinato del hijo del alcalde) el ataque fue dirigido con el objeto de impactar a la autoridad y generar una postura en la autoridad que sea más permisiva. No creo que los ciudadanos de Celaya en su conjunto sean el blanco como tal”.

“Me parece válida la preocupación en los ciudadanos, hay una psicosis que se genera en la población, justamente por este tipo de eventos, pero lamentablemente yo estimo que si no se captura y hay impunidad en contra de estos integrantes del crimen organizado que atacaron al círculo familiar del alcalde va a haber más eventos”.

Agregó que recientemente hubo un ataque en contra de los escoltas de la alcaldesa de Irapuato Lorena Alfaro, por lo que, ya son demasiados los eventos que se lanzan en contra de integrantes cercanos, colaboradores o familiares de alcaldes.

“Parece una nueva estrategia en el crimen organizado de presionar a los alcaldes con el objeto de avanzar en sus objetivos criminales. Esto es algo que ya había existido antes, pero no con este calibre y no de este nivel”.

Y es que recordó que, en administraciones pasadas, en los distintos municipios fueron asesinados elementos de la policía, jefes policiacos, regidores, diputados, directores de administración municipal, entre otros.

Finalmente, es importante mencionar que, el pasado 6 de junio fue asesinado Florencio Lara, hijo del alcalde de Villagrán, Juan Lara Mendoza, cuando viajaba en su vehículo acompañado de su esposa, la cual resultó herida. El ataque se realizó en el bulevar Luis Donaldo Colosio casi esquina con la Avenida Titán.

Mientras que, Guillermo Mendoza Suárez, hijo del presidente municipal de Celaya, Javier Mendoza, fue asesinado el 17 de agosto, cuando se encontraba en el estacionamiento de la Farmacia Guadalajara, ubicado en la Avenida 2 de Abril y la calle Francisco I. Madero.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s