Por el bienestar de Cuba, el gobierno de Miguel Díaz-Canel permitirá inversión extranjera.

A tres años de que la pandemia por COVID-19 comenzara, el golpe económico que ello ocasionó sigue vigente, incitando a los gobiernos de todo el mundo a no dejar de actuar en favor de su pueblo. En Cuba, por ejemplo, el gobierno dio a conocer que permitirá la inversión extranjera en el comercio mayorista y minorista a fin de impulsar el desarrollo de la producción nacional.

Con esta medida, las nuevas empresas se centrarán en la venta de insumos y materias primas, así como al suministro de alimentos, productos de higiene e incluso sistemas de generación de electricidad de fuentes renovables.

El anuncio fue dado a conocer por Ana Teresita González, viceministra primera de Comercio Exterior e Inversión Extranjera en Cuba, detallando en un programa televisivo que la medida formaría parte de un paquete de medidas de flexibilización para dinamizar la economía.

“Permitirá ampliar y diversificar la oferta a la población y contribuirá a la recuperación de la industria nacional”, dijo por su parte Alejandro Gil, ministro de Comercio Exterior.

Según el gobierno, a través de este proyecto de ley se le dará prioridad a las empresas que han estado radicadas en Cuba por varios años, así como a las compañías que venden tecnologías y equipos de energía verde.

Con esta medida, Cuba se aleja poco a poco de las políticas impuestas por Fidel Castro, quien en los años 60 nacionalizó la industria privada mayorista y minorista; un acto que con los años fue dejando atrás a la isla en materia de desarrollo comercial a diferencia de las naciones vecinas.

El doctor Fernando Neira Orjuela, investigador en el Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la UNAM, opina que esta decisión sólo es parte de algunas de las políticas que ha implementado el presidente Miguel Díaz-Canel desde que asumió la presidencia.

Al percatarse de que la isla dejaba de tener el respaldo monetario de países socios como Venezuela, debido a su crisis política-económica, y continuaban las sanciones por parte de Estados Unidos, la administración de Díaz-Canel comenzó a abrir poco a poco la inversión extranjera.

“Cuba no iba a sobrevivir con ese modelo de economía de autosubsistencia que prácticamente tenía (…) Su industria azucarera era casi insuficiente para satisfacer todas las demandas del Estado, y además el turismo se había afectado por la pandemia”, Fernando Neira Orjuela Investigador en el CIALC de la UNAM.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial del Turismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), debido a la crisis sanitaria en 2021 sólo 84 mil turistas visitaron la isla, 80 por ciento menos que en 2020.

Ante ese panorama, el doctor Neira Orjuela asegura que el gobierno cubano no dejará de lado la inversión extranjera en cuanto su economía vaya recuperándose, sino todo lo contrario, la seguirá impulsando.

“No dudaría de que estas sean decisiones que van a permanecer. La industria se va a ir abriendo cada vez más porque así ha entendido el actual gobierno cubano que se requiere para darle dinamismo a la isla”, agrega el también catedrático.

Díaz-Canel fortalece su rol en Cuba

Con la apertura de la inversión extranjera en Cuba durante el periodo del presidente Miguel Díaz-Canel, la figura del mandatario podría verse beneficiada por la gente, recordando que hace un año se lanzaron manifestaciones en su contra, entre otras cosas, por no velar por la economía nacional.

En entrevista, el doctor del CIALC señala que la propuesta de ley también favorecerá al resto de la administración del presidente, pues esa decisión no se hubiera realizado sin su apoyo.

“En conjunto, el Estado cubano ha entendido que hay que hacer esos cambios que, aunque no son radicales o bruscos, lo que hacen es fortalecer el rol de Díaz-Canel como un dirigente que busca de alguna manera llevar una transición de modernidad a la isla”, menciona.

Además, esta medida podría hacer que Cuba consiga nuevos acuerdos de carácter económico con países vecinos, mejorando a su vez su política exterior.

La cercanía del gobierno cubano podría darse con los presidentes más recientes de América Latina y de ideología izquierdista, como Gabriel Boric, de Chile, y Gustavo Petro, de Colombia.

En ese sentido, será cuestión de tiempo para oficializar el fortalecimiento de las relaciones bilaterales de Cuba con países vecinos, mejorando sus lazos comerciales y económicos.

“Lo que está pasando en América Latina con los recientes gobiernos va a ser que Cuba pueda manejar nuevos acuerdos de carácter económico y así generar un mejor dinamismo”, apunta el doctor Neira Orjuela.

De acuerdo con especialistas, la inversión extranjera es parte de algunas de las políticas que ha implementado el presidente Díaz-Canel desde que asumió la presidencia.

Información. Reporte Indigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s