Una tercera parte de los reos en Guanajuato están sin sentencia.

En Guanajuato, a pesar de la sobrepoblación que hay en las cárceles, uno de cada tres reos está tras las rejas sin que todavía reciban una sentencia condenatoria. 

Así lo revelan datos proporcionados por la Secretaría de Seguridad Pública del estado, los cuales revelan que en 9 de los 11 centros penitenciarios a su cargo, la cantidad de prisioneros es superior a su capacidad. 

El caso más grave se da en el cereso de Celaya, en donde hay una sobrepoblación del 85 por ciento, pues a pesar de que su capacidad es para 406 personas, ahí están recluidas 755, de las cuales 724 están a la espera de una sentencia. 

Lo mismo ocurre en la cárcel de Irapuato, donde hay 442 reos, cuando su capacidad es de 305. Además, el 57 por ciento de su población está tras las rejas sin que haya una sentencia condenatoria en su contra. 

En el cereso de San Miguel de Allende la sobrepoblación penitenciaria es del 32 por ciento, mientras que en Salamanca y Pénjamo es del 26 y 25 por ciento, respectivamente. 

En el caso del centro de reinserción social ubicado en León, los datos de la SSP indican que hay 2 mil 154 personas encarceladas ahí, cuando su capacidad es de 1 mil 825, es decir, hay 329 personas más de lo permitido. 

Además, el 32.9 por ciento de los ahí recluidos están a la espera de ser sentenciados. 

En total, la capacidad instalada de las 11 cárceles a cargo del estado es para recluir a 6 mil 043 personas, pero con corte al 27 de junio, estaban encarceladas 7 mil 212, es decir, 1 mil 169 más que el aforo establecido. 

Lo anterior significa que, para eliminar la sobrepoblación penitenciaria, se requeriría construir un cereso de gran tamaño, como el de León o el de Valle de Santiago. 

Sin embargo, ante la falta de recursos, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo ha señalado que se prepara ya la remodelación de algunas de estas cárceles para ampliar su capacidad y con ello aminorar el problema. 

Otro problema es la cantidad de personas encarceladas sin haber recibido una sentencia condenatoria.  

Los datos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado arrojan que son 2 mil 567 personas las que están en esta situación, que representan el 35.5 por ciento de quienes están actualmente en prisión preventiva. 

Cabe mencionar que apenas en abril, la CNDH presentó su Diagnóstico Nacional de Supervisión Carcelaria 2021, el cual evaluó las cárceles de Guanajuato con un promedio de 6.84, siendo la décima calificación más alta del país. 

Sin embargo, entre los focos rojos más comunes que encontró en ellas, no solo están la sobrepoblación y hacinamiento, sino también la insuficiencia de vías para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos humanos, así como la deficiente separación entre procesados y sentenciados. 

Información. Fernando Velázquez.

Foto. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s