Viven con sus agresores: GTO alcanza máximo desde 2017 en violencia familiar.

Para las mujeres habitar un territorio como Guanajuato es doble o triplemente peligroso. En el nombre de una guerra con el crimen organizado, no solo se han enfrentado a las desapariciones, todo tipo de crímenes y abusos en el espacio público, sino que las problemáticas y violencias las han invadido cada vez más, hasta en sus propios hogares.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Guanajuato registró este año el mayor número de casos de violencia familiar, entre enero y mayo, desde 2017. Registro que, desde entonces han ubicado a la entidad en el top 5, 7 y hasta 3 a nivel nacional.

Para la activista y recientemente nombrada integrante del Grupo de Trabajo de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM), Iovana Rocha Cano, es sumamente preocupante no la sociedad naturalice este y otro tipo de hechos relacionados con la violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes. Pero además que, para las instancias y agendas de las autoridades, no sea una prioridad o un tema recurrente.

Una débil respuesta

Dijo que, en los últimos años, nunca se habían visto más débiles, política y presupuestalmente, las instancias municipales de atención a las mujeres. “No hay un solo municipio que destaque en el trabajo para abatir brechas. Y una de las brechas importantes es lo que está ocurriendo en materia de violencia hacia mujeres y niñas”, expresó Rocha Cano.

En definitiva, para las autoridades e instancias estatales, agregó, no existen estos temas. Ya que solo se quedan con trabajos y fotografías a las instalaciones de los diferentes consejos que dijo “no terminan siendo más que estructuras adicionales que no son medibles y cuantificables respecto a lo que están haciendo en sus territorios”.

“Hablemos de los feminicidios, de las mujeres que están resistiendo en casa, con procesos de denuncia interminables. Del número de mujeres desaparecidas que no tiene registro como en épocas recientes. Cuando hemos escuchado que el gobernador nombre estas realidades, sin ser un 8 de marzo, 10 de mayo o 25 de noviembre”, indicó la activista.

Es decir que solo eventual y de manera periférica reconocen estos temas. “No solo no existe, no está en programas públicos, no está presupuestado. NO VEMOS ACCIONES EXTRAORDINARIAS ANTE REALIDADES EXTRAORDINARIAS”.

Crecen casos de violencia familiar contra mujeres

Durante 2022, Guanajuato no solo alcanzó la más alta cifra de violencia familiar desde 2017. También, desde enero, el incremento de los casos ha sido constante. En enero se registraron 897 casos, febrero 950, marzo mil 155, abril mil 169 y mayo mil 403. Esto da un total de 5 mil 574 en lo que va de este año.

En 2017 se registraron 4 mil 921 casos denunciados: en 2018 4 mil 491, en 2019 4 mil 801, en 2020 4 118 y en 2021 4 mil 710 casos de violencia familiar. 

Estas cifras, para la activista, solo se explican desde la omisión, desconfianza, ineficiencia y desde la pobreza en todos los programas públicos e instancias; desde los pactos que existen entre autoridades municipales y estatales: “de no nombrar, de no visibilizar y entonces seguir trasladando la responsabilidad de las vidas e integridades a las propias mujeres”. 

Mujeres enfrentan problemas en soledad

Acusó que las mujeres, muchas veces en soledad por diversos motivos, se ven obligadas a enfrentar estas problemáticas. Y aunque muchas confían más en las organizaciones civiles, estas no pueden con sus propios recursos cargar con las responsabilidades que le corresponden al estado. 

Mientras el procurador de derechos humanos, en un año, recibió 16 denuncias por violencia de género, de las que 10 siguen en curso después de meses y meses. Las organizaciones civiles atienden el mismo número en dos días.

“En el pasado análisis del informe del procurador, a mí me parecía una grosería pensar que solo había 16 denuncias por violencia de género, que se estaban siendo atendidas; de las cuales, 10 todavía estaban en curso después de meses y meses. Hoy casi a las 5 de la tarde y ya a esta hora conocimos más de 8 asuntos relacionados con desapariciones, con violencia, tanto de mujeres como de niñas. Las instituciones públicas, lo reiteramos, no son un referente, no son confiables; son sumamente ineficaces, triplican o cuatriplican los tiempos que en la ley está establecida los procesos de atención.” concluyo la activista.

Los más violentos

Las entidades nacionales que, junto a Guanajuato (28 mil 615), encabezan la lista con el mayor registro de casos de violencia familiar, entre los meses enero y mayo, desde 2017 y hasta 2022, son Ciudad de México (66 mil 532), Nuevo León (43 mil 204), Estado de México (34 mil 789), Baja California (24 mil 596) y Jalisco (28 mil 202).

Dentro de Guanajuato, las entidades que concentran los casos de violencia familiar durante 2022 son León con mil 162 casos, Irapuato con 811 y Celaya con 703. 

Aunque entidades como Santa Catarina, Santiago Maravatío, Tarandacuao, Tierra Blanca, Xichú entre otros registran de 0 a 6 casos, debido a las mínimas capacidades de los órganos en los municipios, al desconocimiento o nula costumbre de denuncia, en estos espacios que no son parte del corredor insignia de la entidad, la cifra negra podría ser también elevada.

Diagrama: https://infogram.com/1p777lrw9ryjgpuz2e5xr1q2q3hnjd3yydn

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s