Google sale en defensa de los niños: delata a corruptores de menores en Guanajuato.

Desde hace más de 10 años, la opinión pública es consciente de casos en que la empresa Google utiliza sus herramientas para luchar contra un mal entretejido en la misma sociedad: la corrupción de menores.

En el último mes del año pasado y los primeros de este, la Fiscalía General del Estado de Guanajuato (FGEG) reportó la captura de tres hombres de León, en hechos diferentes, por el delito de trata de personas en su modalidad de pornografía de menores.

Un infierno oculto en León

La ciudad zapatera ha sido escenario de estas detenciones. El primer caso se reportó el 13 de diciembre del 2021 cuando, a través de correos electrónicos, se detectó el almacenamiento y transmisión de material explícito de menores. La investigación condujo hasta Héctor Manuel ‘N’ un hombre de la 83 años residente de León.

En el análisis de datos también se logró identificar a una víctima menor de edad y a otras cuya identidad no pudo ser comprobada.

Al culpable se le concedió arresto domiciliario dada su edad. Además, como protección a la víctima se dictó audiencia privada, sin presencia de público y medios de comunicación; acompañamiento profesional, entre otras medidas.

En la Obrera también..

Apenas semanas más tarde, el 30 de diciembre, Daniel ‘N’ de 60 años fue capturado. ‘El Pájaro’, como también era conocido, vivió toda una vida en la colonia Obrera, ahí habría acosado incontables mujeres, de acuerdo con lo que las mismas vecinas reportaron a Correo.

Sin embargo, estas acusaron que las denuncias que colocaron no procedieron y el delincuente siguió suelto. No fue hasta que Google lo delató cuando las autoridades actuaron.

En total a ‘El Pájaro’ se le encontraron en su celular 286 archivos explícitos (vídeos y fotografías) que involucraban menores y que fueron almacenados en el periodo del 15 de abril del 2020 al 27 de enero del 2021.

El último caso se registró apenas el 23 de marzo de este 2022: Juan Enrique fue delatado de similar forma. El criminal de 45 años almacenaba el material ilícito y después lo distribuía por distintas plataformas.

El objeto que el delincuente usaba para almacenar el contenido ilegal que él mismo habría generado, fue el que lo delató. Como en veces anteriores, los sistemas de la empresa alertaron por la detección de material de carácter sexual en un celular con sistema operativo Android y servicio casi ilimitado de almacenamiento.

En este caso también se identificó a una menor de edad que era abusada, lo que en un primer momento permitió acelerar el hallazgo del agresor.

Un caso previo

Meses antes, el 3 de agosto de 2021, se había hecho conocido el caso de un criminal que producía y almacenaba material de esta índole, a quien Google también entregó. Luego de detectar el material en sus servidores, la empresa dio aviso a la Guardia Nacional.

En ese caso, el culpable residía en Toluca, Estado de México. Al detenerlo se logró el rescate de una menor a quien el criminal abusaba para conseguir las fotografías y videos. Por estos delitos se le condenó a pasar 33 años en prisión, además de pagar dos multas de 3 millones 295 mil 109 pesos y una más de 58 mil 500 pesos como reparación del daño.

Pero… ¿cómo es que Google delata a corruptores de menores?

La detección de corruptores de menores por parte de gigantes del internet, principalmente Google, siempre es celebrada, pero así mismo temida.

El alcance de estas herramientas genera preocupación respecto a la propia privacidad en línea, sobre cómo se maneja la información de cada usuario y para qué se puede usar.

Por ello, desde que se comenzaron a aplicar estos métodos ya hace años, las compañías se han esforzado en volver cada vez más automatizado este proceso.

Desde 2014, Google aceptó que todo el contenido compartido mediante sus herramientas no es confidencial.

Pese a esto, la compañía aseguró que el rastreo e identificación de este tipo de material no se realiza de manera manual, sino a través de un escaneo automatizado. Este compara los nuevos archivos con un banco ya creado en que cada imagen tiene un hash o huella dactilar digital. Solo si una coincide, se considera un positivo.

En Estados Unidos, la compañía reporta estos positivos al NCMEC (National Center for Missing & Exploited Children o Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados, en español) que se encarga de reportarlo a las autoridades.

Estas actúan y verifican que la imagen se trate verdaderamente de lo que Google considera que es.

Y sí, esta revisión de información es legal, las compañías colocan avisos en sus términos y condiciones de uso, las cuales suelen ser aceptadas sin leer previamente.

Google no está solo en esto…

Si bien, la detección de criminales no ha venido libre de polémica sobre la privacidad o la falta de esta, Google no es la única empresa que se ha unido de una manera u otra a la lucha contra la violencia hacia los menores.

Microsoft es otro gigante que lucha abiertamente contra el contenido explícito de este tipo. Incluso, parte del sistema usado por Google estaría basado en el PhotoDNA.

El PhotoDNA es una tecnología originada en 2009 que Microsoft creó y donó a la NCMEC para que cualquier compañía tecnológica pueda usarla de manera gratuita. Era conocido que Facebook, ahora Meta, daba uso a esta tecnología en todas sus plataformas.

Apple, quien por mucho tiempo se negó públicamente a la invasión de la privacidad, desde hace años, también utiliza un sistema también basado en los hash para detectar contenido sospechoso en iCloud y su servicio de mensajería.

Corrupción de menores crece en pandemia

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, solo en los dos primeros meses de 2022 ya se han registrado 70 víctimas de corrupción de menores. De estas, 24 corresponden a enero y 46 a febrero.

Además, respecto a las presuntas víctimas mujeres de corrupción de menores, el secretariado reporta que, en este mismo periodo del actual año, Guanajuato ocupa el primer lugar a nivel nacional con 44 casos.

En segundo lugar se encuentra Ciudad de México, con 37 casos; después le siguen Baja California, con 30 y Nuevo León, con 26.

El crecimiento que este delito ha mostrado a partir de la pandemia, ha sido evidente. De acuerdo con los datos del secretariado, de 2015 a 2019 no rebasó los 200 casos registrados al año, pero en 2020, la cifra se disparó a 268 y un año más tarde, en 2021, el número alcanzó 368, es decir, fue 37% mayor.

La ley

El artículo 236 del código penal de Guanajuato establece que:

A quien por cualquier medio obligue, emplee, facilite o induzca a una persona menor de dieciocho años o incapaz, a fin de que realice actos de exhibicionismo sexual, con el objeto de que se le observe, muestre, fotografíe, filme, videograbe o de cualquier modo se generen u obtengan imágenes impresas o electrónicas, se le impondrá de seis a quince años de prisión y de quinientos a cinco mil días multa, así como el decomiso de los objetos, instrumentos y productos del delito, incluyendo la destrucción de los materiales gráficos.

En este marco, la detección de predadores de menores que realiza Google y otras compañías muestra un claro camino de combate hacia estas terribles prácticas, especialmente en México, que ocupa el primer lugar en contenidos sexuales que involucran a menores, así como en su distribución.

Según la activista Paola Díaz Félix, también ocupa el segundo lugar en abuso sexual, después de Tailandia, esto de acuerdo con los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s