Juez confirma sentencia de asesino de anexo de Arandas a casi 800 años de prisión.

La audiencia de juicio en contra de Jesús Emmanuel llegó a su final este 23 de enero. El juez de oralidad penal confirmó  una sentencia condenatoria en contra del Jordan por la muerte de 25 de los 27 internos del anexo. También por el intento de homicidio en contra de cinco de seis personas más. Ante ello, lo sentenciaron a 797 años y seis meses de prisión y a pagar un total de 11 millones 609 mil 300 pesos.

Tres se quedan sin justicia

¿Por qué fue condenado solo por 25 de las muertes en el anexo? El juez de oralidad penal explicó que la Fiscalía General del Estado (FGE) no pudo comprobar que la muerte de Jhovani y José Antonio tuvieron que ver directamente con las acciones cometidas por Emmanuel al interior del anexo ‘Buscando el camino a mi recuperación’. No pudo establecer las causas de la muerte y la participación del sentenciado en los hechos.

Detalló que en el lugar anexo murieron 24 personas y tres más murieron en el hospital, así como seis personas resultaron lesionadas. En el caso de Fátima, su dictamen médico se realizó el 8 de agosto de ese año, más de un mes después de los hechos. Por ello, no se pudo presentar pruebas contundentes de qué las lesiones que tenía en una mano fueron originadas en el anexo, ni que fueran perpetradas por un arma de fuego.

Ante ello, la fiscalía se desistió de pedir condena en contra del Emmanuel por los dos homicidios calificados y por un intento de homicidio en grado de tentativa. El juez decidió absolverlo en estos tres delitos.

Se declara inocente

Jesús Emmanuel siempre se declaró inocente. Esto bajo el argumento de que se encontraba en Celaya al momento en que ocurrieron los hechos situados alrededor de las cinco de la tarde. Para ello, presentó dos videos como pruebas. En uno de ellos se le veía en una tienda de venta de tintes a las 4:45 de la tarde. Más tarde, a las 6:13 estar en la barbería en la que trabajaba en la zona centro de esa ciudad.

Cabe recordar que esas pruebas se presentaron hace más de dos años y medio durante la vinculación a proceso. Incluso el abogado de ese entonces acusó a la Fiscalía General del Estado (FGE) de haber tomado a Emmanuel como un ‘chivo expiatorio’ para resolver este caso.

Sin embargo, durante el análisis de pruebas dos peritos se contradijeron al momento de analizar los videos presentados por la defensa. Mientras que uno de ellos sí identificaba a Emmanuel en ambos. Incluso lo veía como el cabello azul, el otro no pudo comprobar nada dada la falta de fidelidad de las imágenes. Aunado a que no se pudo comprobar la fidelidad del horario de los videos.

Tumban cuartada

Para defender su inocencia, también se presentó una testigo que aseguró que estuvo con Emmanuel el primero de julio. Primero a través de mensajes que iniciaron a las 17:20 horas hasta las 17:40 y en persona de las seis de la tarde hasta las siete de la noche. Sin embargo, su testimonio no fue clave para absolverlo.

Esto ya que aseguró que ni ese día ni días antes vio al Jordan con el cabello pintado de azul. Dicho elemento contradecía la misma prueba presentada por la defensa de los videos. Un perito aseguró que el hombre de las imágenes era Jesús y además tenía el cabello pintado de azul.

Desisten de prueba del traste verde

Al inicio del proceso, uno de los testimonios que reforzaba que Emmanuel tenía el cabello pintado de azul el primero de julio fue el de una compañera de la barbería en donde también trabajaba su pareja, y con quien El Jordan pidió quedarse ese día. Para ello pidió un traste para cambiar de color su cabello. La mujer le dio un traste verde, mismo que la fiscalía aseguró como prueba.

La FGE desistió de presentar esta parte del testimonio durante la audiencia del juicio oral. Cabe recordar que, en la audiencia de vinculación de proceso, la defensa aseguró que esa declaración había sido coaccionada.

Testigo puesto en duda

De los cuatro testigos que presentó la FGE, sólo uno pudo señaló como seña particular de Emmanuel, el cabello pintado de azul y su testimonio y descripción de los hechos, estuvieron a punto de quedar fuera del juicio oral, luego de que la defensa presentó una incidencia al haber quedado el testigo con incapacidad cognitiva para enfrentar el juicio oral, única etapa del juicio tomada en cuenta por el juez para emitir el fallo y la sentencia.

El juez de oralidad penal explicó que cuando se presentó la incidencia se sometió a debate y se buscaron las instancias legales necesarias para que la declaración que el testigo hizo. Ese mismo día del primero de julio, se leyera durante el juicio oral, al no estar en capacidad cognitiva el testigo de presentarse a declarar.

Y es que el testimonio de ese testigo, conocido como ‘la bruja’ fue crucial durante la investigación. Eso ya que fue uno de los sobrevivientes del ataque, quien se encontraba en la planta alta y fue herido en un brazo durante el ataque, y junto con otra persona más lograron salir por su propio pie a pedir ayuda tras el ataque.

Él realizó el reconocimiento del Jordan el 4 de julio y describió paso a paso lo que sucedió ese día de la masacre en donde incluso logró decir que Emmanuel bajó a la planta baja para verificar que todo estuviera en orden y luego regresó a la parte alta. Él fue quien dijo que habían llegado al anexo a buscar a un tal Francisco y al no encontrarlo pidieron indicaciones por teléfono y después procedieron a disparar contra todos.

Los otros tres testigos no pudieron aportar detalles tan precisos, pues sus declaraciones se tomaron días después e incluso con dos años de diferencia de los hechos.

Su apodo lo sentenció

El ‘Michael Jordan’ que Jesús Emmanuel lleva tatuado en el cuello y que dio origen a su apodo, fueron parte de las pruebas contundentes que lo ubicaron como uno de los tres participantes en ‘la masacre del anexo de Arandas’ el primero de julio del 2020.

Aunque sólo uno identificó al Jordan por el cabello azul, todos los testigos coincidieron en que contaban con tatuajes en las manos y en el cuello tenía un “mono jugando basquetbol”, tatuaje identificativo de Emmanuel y que incluso sus conocidos lo identificaban por el mismo.

El juez determinó que las divergencias en los testimonios no eran suficientes para declarar una condena absolutoria en contra de Emmanuel por lo que se confirmó su participación en los hechos. Se aseguraron siete armas de fuego de calibre 9 milímetros, .223, 5.56 y .40 que dejaron un total de 87 casquillos percutidos en el lugar de los hechos.

Confirma sentencia

El juez de oralidad penal emitió una sentencia de casi 129 hojas en donde confirmó la culpabilidad de Emmanuel el homicidio calificado en contra de 25 personas y homicidio calificado en grado de tentativa en contra de cinco personas en el anexo de Arandas. Sentenció a 797 años de prisión al pago de 10 millones 860 mil pesos de indemnización a estas víctimas. Al pago de 152 mil pesos al Fondo de Atención y Apoyo a Víctimas Ofendidas del Delito por cubrir los gastos funerarios de 19 víctimas; el resto no presentó documentación para comprobar los gastos.

Así como el pago de una multa de 597 mil 300 pesos. Así como se le negó el derecho de salir bajo pago de la multa, de forma condicional o cubrir su condena con servicio social.

Quedan pendientes otros dos

Emmanuel cuenta con 10 días hábiles para inconformarse por la sentencia, con la que se da cierre parcial a esta masacre, una de las diez más oscuras en el estado de Guanajuato en los últimos años, y queda pendiente el proceso en contra de dos personas más que fueron detenidas e identificadas por haber participado en estos hechos, pero que enfrentan cargos a nivel federal por otros delitos.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s