A esconder los cigarros.

La nueva ley de espacios libres de humo y no exhibir los cigarros, afectará a miles de tiendas y puestos ambulantes o establecidos que venden sueltos dicho producto, como es el caso dela comerciante María de Jesús Herrera Molina, quien dijo que les afectará porque siempre han tenido buena ganancia en el cigarro, y ahora hay que esconderlo y venderlo como si se estuviera traficando.

La señora Herrera Molina, con 40 años como comerciante en la esquina formada por la calle Zaragoza con andador Nicolás Bravo, tiene vendiendo cigarros desde hace 10 años, y asegura que la gente prefiere comprar de uno o dos cigarros porque se les hace caro comprar una cajetilla.

“Yo vendo cigarro suelto, no vendo cajetillas porque hay más ganancia, y hay cigarros de seis a tres pesos, y al día vendo entre 80 a 100 cigarros, y el consumo creció sobre todo en pandemia porque la gente se volvió más nerviosa y necesitaba el cigarro para calmar las ansias”, comentó.

Explicó que hay gente que prefiere fumarse un cigarro, que comprarse fruta, y debido a que vende fruta que se exhibe por un lado y el cigarro por el otro, hay personas que optan por el cigarro que hace daño que por la fruta que es saludable.

Explicó que un vaso de fruta cuesta 25 pesos, y un cigarro cuesta seis pesos, pero hay personas que compran hasta seis cigarros, que son 36 pesos, más caro que una fruta.  

Comentó que hay una gran cantidad de puestos y tiendas que venden cigarrillos sueltos, y hay tiendas y establecimientos de autoservicio que venden cajetillas, pero que ahora deberán esconder o cubrir la mercancía que por muchos años se exhibió, así como quitar los anuncios de cigarros.

Comentó que la adicción al cigarro está muy arraigada en mucha gente, pero no sólo en Celaya, sino en todo México, y aunque suba el precio, lo siguen consumiendo.

“Sube el precio de los refrescos de cola, sube el precio delas sopas instantáneas, sube la cerveza y el cigarro, y la gente lo sigue comprando. Pero que no suba el kilo de tortillas o la leche, porque entonces ahí sí pegamos de gritos”, comentó.

Para concluir dijo que se ve en la obligación de esconderlos cigarros, porque de otra forma no van a poder sacar ni para las multas.   

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s