Policía de Brasil recupera el control de instituciones tras invasión de fanáticos de Bolsonaro.

Esta tarde, luego de que seguidores radicales del expresidente Jair Bolsonaro invadieran las instalaciones del Congreso, la Suprema Corte y la Presidencia de Brasil, la policía confirmó haber recuperado el control de los tres recintos. A su vez, se confirmó la destitución del secretario de Seguridad del Distrito Federal de Brasilia, Anderson Torres, quien es públicamente aliado de Bolsonaro.

Agentes antidisturbios cargaron contra los manifestantes con gases lacrimógenos. Después establecieron un perímetro alrededor de la plaza de los Tres Poderes, donde se encuentran los edificios que albergan los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Informes preliminares aseguran que habría por lo menos 150 detenidos.

Por la tarde, miles de partidarios de extrema derecha simpatizantes de Bolsonaro provocaron el caos en la capital brasileña. Además de ingresar de forma violenta a las sedes gubernamentales, vandalizaron y destrozaron buena parte de los tres edificios. Esto duró por lo menos cuatro horas y media, hasta que la policía comenzó a dispersarlos y expulsarlos.

Los hechos ocurrieron exactamente una semana después de que Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva asumiera la presidencia de Brasil.

Lula condena los hechos

El presidente se encontraba de viaje en el interior de Sao Paulo. Pero desde allí determinó la intervención federal de la seguridad del Distrito Federal de Brasilia. Esto implica que las fuerzas de seguridad de la ciudad estarán bajo control directo del Gobierno federal por lo menos hasta el 31 de enero.

Tras esto, el mandatario brasileño se pronunció al respecto en su cuenta de Twitter, y calificó de ‘fascistas’ a todos los implicados.

“Habrán visto la barbarie de hoy en Brasilia. Esa gente que llamamos fascistas, lo más abominable de la política, invadió el palacio y el Congreso. Creemos que hubo falta de seguridad. Quienquiera que haya hecho esto será encontrado y castigado. La democracia garantiza el derecho a la libre expresión, pero también exige que se respeten las instituciones”, dijo

“Y averiguaremos quiénes son los financiadores de los que han ido hoy a Brasilia, y todos pagarán con la fuerza de la ley”, añadió.

Destituyen al jefe de seguridad de Brasilia

Antes del posicionamiento de Lula, el gobernador de Brasilia, Ibaneis Rocha, confirmó la destitución de su jefe de seguridad, Anderson Torres.

Este acababa de asumir la Secretaría de Seguridad de Brasilia tras ejercer como ministro de Justicia en los dos últimos años de mandato de Bolsonaro. De hecho, se conoce que es un firme aliado del expresidente ultraderechista.

Pero además de su destitución, la Abogacía General del Estado, solicitó al Supremo la prisión de Torres. Esto por considerarlo responsable de los disturbios “por los actos y omisiones”.

Y es que, como se puede ver en videos divulgados por medios locales, los simpatizantes de Bolsonaro actuaron ante la aparente connivencia de algunas patrullas de la Policía Militar de Brasilia. Estos se dedicaron a observar desde la distancia e incluso tomaron fotos de los disturbios con sus celulares.

El episodio vivido hoy en Brasilia recordó a la invasión del Capitolio de Estados Unidos, ocurrida hace poco más de dos años, el 6 de enero de 2021. En esa ocasión, simpatizantes del expresidente ultraderechista y amigo de Bolsonaro, Donald Trump, invadieron el Capitolio realizando destrozos similares a los vividos hoy en Brasilia.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s