Injustificada alza a canasta básica.

Están injustificados los incrementos de precios en la canasta básica y productos del campo generados en el 2022, en el aumento de costos que se han empezado a dar en estos primeros días de enero, y los que se podrían dar en los siguientes meses, ya que el año pasado no hubo un incremento significativo en el precio de la gasolina, y hasta el momento no ha aumentado la gasolina en México.

Así lo señaló el administrador de Servicio Renacimiento, Mauricio Rafael Rivadeneyra Flores, quien precisó que si en el 2022 no hubo incremento de la gasolina, en consecuencia no debió darse altos aumentos en precios de la canasta básica y otros productos como frutas y verduras, pero los mismos productores, los intermediarios y los comerciantes aprovecharon el momento y desconocimiento de la gente para subir el valor a muchos productos, afectando directamente al consumidor.

“Al final de cuentas, los que integran la cadena de producción, argumentan que como subió la gasolina, a través de la cual se transporta todo, tienen que subir el costo de su producto. Es una realidad a medias, es una mentira, porque si la gasolina subió en un 10%, y un producto, como un kilo de jitomate, subió más del doble, cuando el impacto de la gasolina sólo es en el traslado, y no en la producción o venta”.

Dijo que lo justo sería subir el costo de un producto sólo por el traslado, de tal manera que no suba un kilo de jitomate el 10%, porque un kilo se reparte entre las cinco toneladas que mueve el tráiler, y así se debería de subir el sólo el 2%.

“Pero es ahí en donde el mercado libre hace sus ajustes y acomodo al contentillo de los que operan el mercado, por lo que el productor le sube un 10 %, el que transporta incrementa otro tanto, y el que lo vende le aplica otro 10%, de tal manera que no es un 10% de aumento, sino un 30% de incremento, cuando la gasolina sólo fue un 10%, pero que en el 2022 no hubo aumento, sino incluso, en algunos meses bajó el precio de la gasolina”, indicó.

Añadió que al final queda reflejado el abuso de cada parte de la cadena de producción, y resulta ser que todos ellos señalan que el único culpable es la gasolina, cuando en realidad se debería de ver en qué productos realmente impacta el precio de la gasolina.

“En enero de 2022, el litro de gasolina valía 22 pesos con 99 centavos, y en enero de 2023 el litro se vente en 22 pesos con 19 centavos. Se movió muy poco. Hubo meses más baratos, como en julio fue de 21 pesos con 99 centavos. Estuvo con una ondulación de un 5 al 10%, pero que no justifica los altos precios de la canasta básica”, concluyó.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s