Miles de personas acuden a despedir a Benedicto XVI.

Una multitud interminable de seguidores atravesó la Basílica de San Pedro para despedir al Papa Emérito Benedicto XVI, a través de un gran silencio y la música de fondo de una antigua letanía.

Los restos de Benedicto serán expuestos hasta el miércoles a los pies del Altar de la Confesión y del baldaquino de Bernini, dónde según la tradición se sepultó a San Pedro.

Capilla recibe miles de visitas

La capilla ha recibido la visita de miles de personas y se esperan al menos unas 35 mil personas diarias. La fila para acceder daba la vuelta a la plaza del Vaticano, donde por la noche se congregaron varios fieles esperando que el templo abriera sus puertas.

Iluminado por una gran luz, el Papa Emérito yace al centro de la basílica, escoltado por dos guardias suizos, junto a un cirio encendido.

Desde su residencia, hasta el monasterio en los jardines vaticanos Mater Ecclesiae, Ratzinger se llevó con discreción a la primera luz del alba, entrando finalmente en la basílica, seguido por la procesión nocturna de varios fieles.

Su apariencia era una interrogante

Al no ser un Papa, su apariencia había sido una gran interrogante, pues no podía vestir los símbolos del poder papal.

Benedicto XVI viste los paramentos pontificios, que constan de una túnica blanca cubierta por una casulla color rojo, color de luto de los Papas, y su cabeza trae una mitra blanca sin el palio, lo que indica la jurisdicción papal. En los pies, lleva un par de zapatos negros, en vez de los clásicos rojos, que hacen referencia a la sangre de los mártires.

Adiós Benedicto XVI
Adiós Benedicto XVI: multitud silenciosa lo despide. Foto: Especial

Además, tampoco lucía el báculo en cruz, ni el Anillo del Pescador, el cual todo Papa lleva en el dedo mientras está en su reinado y que se destruye con cada muerte o renuncia.

Procesión interminable

Impregnado por un respetuoso silencio a lo largo de la interminable marcha, al llegar frente al Papa, cada persona dispone apenas de unos pocos segundos para despedirse.

Su cuerpo es velado por su familia vaticana, personas que lo asistieron tras su renuncia, hasta su muerte. Entre ellas su secretario personal Monseñor Georg Gänswein. También algunas monjas y antiguos jerarcas de su Curia como el cardenal Antonio Cañizares y Camillo Ruini.

El funeral de Benedicto XVI tendrá lugar el próximo jueves a las 9:30 h local en la plaza de San Pedro después de los tres días de capilla ardiente dentro de la basílica. Esto, presidido por el Papa Francisco, ante la presencia de delegaciones oficiales de Italia y Alemania.

Será enterrado en la antigua tumba del Papa Juan Pablo II

De acuerdo a Matteo Bruni, portavoz del Vaticano, el Papa Emérito Benedicto XVI, quien murió a los 95 años, será enterrado bajo la basílica de San Pedro, en la tumba que ocupó Juan Pablo II.

Ratzinger había dejado dicho su deseo de ser enterrado en ese lugar ocupado por los restos de Juan Pablo II hasta mayo de 2011, explica Bruni.

Tendrá una sencilla lápida de mármol blanco con la inscripción de los años de su pontificado en latín, tal como ocurrió con Juan Pablo II.

Aún quedan varios detalles por definir, ya que no se tratará de las exequias de un papa reinante. De igual manera, tampoco se ha aclarado si se proclamarán las ‘novendiales’.

La basílica de San Pedro permanecerá abierta durante diez horas el lunes. Sin embargo, este plazo aumentará el martes y el miércoles, pues los fieles podrán pasar ante el cuerpo del papa difunto desde las 7:00 hasta las 19:00 h.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s