AMLO pide a ‘corcholatas’ de Morena cuidad los excesos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió cuidado a los aspirantes presidenciales o corcholatas (como él mismo les llama) de Morena. Esto luego de que aparecieran espectaculares en más de 20 ciudades del país con la leyenda #EsClaudia y una silueta de perfil similar a la de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Algunos diputados de Morena reconocieron estar detrás del despliegue de los anuncios. “Ejerciendo nuestros derechos políticos, diputadas y diputados de nuestro movimiento promovimos en varias entidades anuncios espectaculares en apoyo a la doctora Claudia Sheinbaum; es libertad de expresión y contra la censura del INE”, dijo la diputada Aleida Alavez.

Cuestionado sobre el tema en su conferencia de prensa matutina de este jueves, el presidente López Obrador evadió profundizar en el tema y solo pidió cuidado con los excesos a los aspirantes presidenciales de Morena, que de acuerdo con la lista más acotada son la propia Claudia Sheinbaum; el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y el secretario de Gobernación, Adán Augusto López.

“Es un asunto del movimiento, del partido. Lo ideal sería que todos tuvieran la misma oportunidad, yo sí puedo decirles que no tengo preferencia por ninguno, para mí todos los que aspiran de nuestro movimiento son de primera. Reúnen todos los requisitos, tienen un perfil excepcional, no solo son de los mejores servidores públicos, administradores, políticos de México, sino del mundo, para que dimensionemos lo que tenemos, de los mejores del mundo”, comentó.

López Obrador amplificó su comentario señalando que actualmente México tiene una ciudadanía muy politizada, e incluso contó una anécdota del diputado federal Porfirio Muñoz Ledo para ilustrar que el pueblo tiene memoria y recrimina los actos que considera contrarios a los principios del movimiento.

Ante la insistencia de la prensa para que el presidente fijara una postura sobre los anuncios espectaculares posiblemente alusivos a la figura de Claudia Sheinbaum –una colaboradora cercana del propio presidente años atrás–, López Obrador apuntó: “el que aspira y juega sucio o actúa de manera ventajosa o se quiere pasar de listo, no le ayuda. Se le revierte, tiene un efecto de búmeran, entonces hay que tener cuidado con los excesos y hay que aprender a auto limitarse y a respetar al pueblo”.

La anécdota con Muñoz Ledo

López Obrador aprovechó su respuesta sobre le efervescencia dentro de Morena por la candidatura presidencial rumbo a 2024 para rememorar una anécdota con el actual diputado Porfirio Muñoz Ledo, quien ha sido duro y crítico no solo con el gobierno actual, sino directamente con la figura del presidente.

El mandatario contó que de cara a las campañas presidenciales de 2000, dentro del PRD había dos figuras que aspiraban por la candidatura presidencial: el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo. El entonces presidente nacional del PRD, López Obrador, se ofreció de mediador, ya que las encuestas posicionaban mejor a Cárdenas.

“Me tocó hablar con el licenciado Muñoz Ledo para convencerlo de que él podía ser candidato a Jefe de Gobierno y que si se iba en unidad podíamos ganar (…) si él aceptaba yo me ofrecía a ser su jefe de campaña (…) Yo tenía ya pensado regresar a Tabasco a ser de nuevo candidato a gobernador, ni por aquí imaginaba yo que unos meses después iba a ser el candidato a Jefe de Gobierno (de la Ciudad de México)”.

La respuesta de Porfirio Muñoz Ledo, recordó López Obrador, fue que ya había ejercido todo tipo de cargos públicos, que solo le faltaba ser candidato a presidente de la República y esa era su única ruta. “No había nada que hacer. Se elige a Cárdenas y Muñoz Ledo se va de candidato por el PARM. Ya cuando viene la ola azul, que está (Vicente) Fox muy fuerte y que es evidente que va a ganar, él (Muñoz Ledo) declina y se suma a Fox”.

“Gana Fox y creo que le ofrecen ser embajador o representa a México en el extranjero, como es un hombre de prestigio, termina por no gustarle, y me viene a ver. Yo era Jefe de Gobierno, me dice ‘yo quiero ayudar’, a pues muy bien licenciado, venga, y me ayudaba como asesor”, continúa López Obrador, y subraya: “estamos aquí hablando de la sabiduría popular, de porque no se debe menospreciar al pueblo”.

Luego de ejercer como jefe de gobierno y sobrevenirle el desafuero, López Obrador encabezó una marcha de protesta del Museo de Antropología al Zócalo de la Ciudad de México. “Yo traía un problema en la pierna”, contó el presidente. Una vez en la Plaza de la Constitución pidió tiempo para recuperarse del dolor y luego pronunciar su discurso.

López Obrador le preguntó a Porfirio Muñoz Ledo que si quería hablar mientras él se recuperaba del dolor, a lo cual aceptó. “Dije la gente va a estar a gusto, va a ser un buen discurso y yo me recupero (…) cuando lo anuncian hubo una rechifla generalizada porque se había pasado al PAN, se había adherido a Fox. Pero yo ni siquiera lo percibí, nunca imaginé, si no, no le hubiese yo dicho, pero la gente no olvida”.

“Esto es una lección para que no se menosprecie al pueblo, porque a veces se piensa ‘la gente no se entera’ o ‘no sabe de esto’. Eso fue hace 20 años, imagínense cómo está ahora la gente, si es el periodo de mayor politización en la historia de México”, advirtió López Obrador.

Y remató: “lo único que puedo decir es que tenemos un pueblo muy politizado, por eso yo digo, no hay polarización, hay politización, no nos confundamos. Es un pueblo muy consciente. Al que se quiere pasar de listo, no le va bien porque la gente está ahí, viendo”.

Información. Forbes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s