Salamanca: su pareja la dejó con muerte cerebral, ahora familia sortea pobreza para salvarla.

Doña Juana Alvarado y Don Antonio Miranda continúan a la espera de apoyo para tener en las mejores condiciones a su hija. Ella padece muerte cerebral, en unos días tendrán que abandonar la vivienda y trasladarse a otra donde carece de piso. La tierra podría agravar su condición, por lo que se sienten desesperados. 

Como lo informó Periódico Correo, hace seis meses cambió la vida de la familia Miranda Alvarado. Su hija Ana María, madre de dos pequeños fue golpeada por su entonces pareja. Como resultado le diagnosticaron muerte cerebral, ahora los padres de la mujer sortean la falta de recursos para la atención médica, alimenticia y las necesidades de los pequeños. 

Claman-desesperados-a-gobierno-de-Salamanca
Foto: Yadira Cárdenas

Claman desesperados a gobierno de Salamanca apoyo para su hija

Don Antonio tuvo que dejar de trabajar para capacitarse y apoyar en el cuidado de su hija y realizar las curaciones diarias. A fin de obtener recursos en ocasiones pelan nopales o consiguen garbanzos para su venta. Puesto que el medicamento y el material de curación no pueden esperar, y aun así el esfuerzo en insuficiente.

El apoyo recibido por parte del sistema DIF municipal son paquetes de pañales, así como hace unos días material de curación. Lo cual agradecen, sin embargo, la necesidad es grande y se complica ya que ahora tendrán que dejar el domicilio que habitan en la comunidad de Valtierrilla. 

Claman-desesperados-a-gobierno-de-Salamanca
Foto: Yadira Cárdenas

Deben dejar pronto su casa

Actualmente Ana María se encuentra aislada en un cuarto, pero la casa que rentan ya la solicitaron y tendrán que mudarse a la casa de Doña Juana y Don Antonio dentro de la misma comunidad. Sin embargo, señalan que esta es un tejaban con cuartos de piso de tierra, con rendijas en los techos, no siendo apta para tener a su hija. 

“Tenemos miedo de una infección. Tratamos de tenerla lo mejor que se puede porque está abierta de la garganta donde va un tubo. Allá es pura tierra y entra aire de todos lados. Por eso estamos pidiendo ayuda para echarle un piso, aunque sea donde va a estar mi hija, ojalá que los gobiernos nos ayuden”. 

La familia actualmente habita en la calle Carranza No.241 en la comunidad de Valtierrilla, y puso a disposición los teléfonos 4623331257, 4641869143 y 4623348055

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s