Quantum el vehículo boliviano, lento, pero ¿seguro?.

México va a media velocidad en el camino a la electrificación de la movilidad, mientras países desarrollados están acelerando a fondo.

Contrario a ser un paso para la movilidad eléctrica del país, la fabricación del vehículo eléctrico más asequible en México, previsto para el 2023, tiene a los expertos y mercados cuestionando sus características de seguridad y la velocidad que podría alcanzar.

Se trata de la versión E3 de Quantum, que tiene una capacidad para tres pasajeros, tres mil watts de potencia, 55 kilómetros por hora de velocidad máxima, es totalmente eléctrico y cuenta con 80 kilómetros de autonomía, de acuerdo con el portal de la marca.

Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, señaló que este automóvil será autónomo y de bajo precio, durante su visita a Bolivia a principios de agosto de este año, momento en el que anunció los planes de fabricación de éste en México.

El E3 está considerado un citycar, es decir, un auto pequeño que tiene un rendimiento alto, muy económico y está especialmente diseñado para la ciudad, sin embargo, en zonas metropolitanas este vehículo convivirá con transportes de pasajeros y de carga, por lo que el tema de la seguridad es importante.

De acuerdo con el portal especializado motoresbolivianos.com, E3 de Quantum no cuenta con cinturones de seguridad, apoya cabezas, “anclajes ISOFIX para sillas, quien conduce solo dispone de un cinturón abdominal de dos puntos; no hay bolsas de aire o frenos con control antibloqueo o programa electrónico de estabilidad”.

Asimismo, la descripción del sitio web señala que “los frenos son esponjosos, por lo que hay que pisar a fondo para tener una óptima respuesta, algo a tener en cuenta para acostumbrarse en caso de frenadas bruscas”.

El periodista automotriz Álvaro Peña Suárez confirmó las características descritas en el portal boliviano: “el espacio en la parte trasera para una persona de más de 1.75 metros de altura es algo incómodo, pero para trayectos cortos es suficiente”.

El sitio tuquantum.com no cuenta con detalles o información del tema de las bolsas de aire ni de los cinturones de seguridad, además el portal (https://nuevo.tuquantum.com), en donde se encontraba información como la hoja de datos y el video explicativo está suspendido.

Quantum, bajo su propio riesgo

Ya puesto en marcha, la transportación a través de un vehículo Quantum en vías rápidas podría estar condicionado a la interpretación del Reglamento de Tránsito en algunas entidades del país, pues aunque hay casos en los que no se establece un mínimo de velocidad para circular en vías principales, sí puede ser motivo de infracción entorpecer el tránsito.

El Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México señala que en los carriles centrales de las vías de acceso controlado la velocidad máxima será de 80 kilómetros por hora, lo cual no debería restringir la circulación del Quantum E3.

“El reglamento de Tránsito solo hace señalamientos por exceso de velocidad, no hace referencia a si la baja velocidad sea motivo para ser multado o infraccionado por posiblemente entorpecer el flujo del tráfico”, confirmó Regina Bernal, operadora de Locatel.

En el Estado de México, Jalisco y Guadalajara, el límite máximo de velocidad en vías primarias es de 50 kilómetros por hora, lo cual puede cumplir muy bien Quantum E3.

Sin embargo, la Ley de Tránsito del estado de Querétaro señala en su artículo 74 que es motivo de sanción para “quien conduzca un vehículo transite a una velocidad tan baja que entorpezca el tránsito”.

Aunque Quantum llegue apenas a la mitad de los 110 kilómetros por hora permitidos en carreteras federales, tampoco se restringe su circulación en dichas vías.

Además, a pesar de que el Quantum está diseñado para andar por calles de la ciudad, en México los traslados llegan a ser interestatales y, por ende, se cruzan vialidades de alta velocidad.

Poca infraestructura

Además del incipiente avance en la producción de autos eléctricos en el país, mientras las empresas privadas más poderosas de este sector iniciaron el proceso de producción y comercialización de éstos desde hace 15 años; la infraestructura de electromovilidad en este país es casi inexistente.

El Gobierno mexicano apenas está procesando soluciones para una “transición coordinada” con el apoyo de Estados Unidos hacia la electromovilidad.

El pasado 11 de agosto arrancó la segunda etapa del Grupo de Trabajo México-Estados Unidos para la Electrificación del Transporte que incluye a los sectores industrial, académico y gubernamental, encabezada por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Información. Reporte Indigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s