Un mes de espera y cero justicia para la viuda del excamarógrafo Enrique Sosa.

Rosa María Rodríguez, de 67 años, sufre la pérdida de su esposo, el excamarógrafo Enrique Sosa. Todos los días vive su recuerdo en el estacionamiento privado en el que un empresario lo atropelló y le quitó la vida por no pagar 40 pesos. A casi un mes de la tragedia, el responsable sigue libre.

Este 19 de agosto se cumple un mes de la muerte del excamarógrafo de TV4. Miguel Ángel N. el empresario señalado como el responsable, continúa prófugo. La Fiscalía General del Estado (FGE) ya tiene una orden de aprehensión en su contra, pero aun no lo detienen, acusa la viuda de Sosa en entrevista para Correo. 

“Estoy aquí presente para ver qué pasó con el caso de mi marido. Ya se va cumplir un mes y ya se paró todo, no hay ninguna razón, ningún comentario. No sé qué están esperando, yo ya estoy desesperada”. 

“Dicen que es un empresario muy poderoso…”

El fiscal del Estado Carlos Zamarripa le aseguró a Rosa que ya han implementado operativos para localizar a Miguel Ángel Incluso le comentaron que ya retuvieron el vehículo con el que atropelló a su esposo. Pero las dudas siguen en el aire, no le informaron a quién le confiscaron la camioneta y en qué momento ¿Por qué sigue libre el empresario leonés? 

“Hablé con el fiscal hace un mes. Me dijo que van investigando, que ya han hecho varios cateos en varias casas, que ellos me aseguran que van a seguir con el caso, pero yo no lo veo así. No sé que esté pasando con esta persona”. 

“Nada mas me han dicho que ya han ubicado varias casas, que lo han buscado, hasta ahí sé. Dicen que es un empresario muy poderoso, que tiene varias propiedades. De hecho, ya tienen la camioneta (asegurada). No me dijeron donde la encontraron, ni donde está guardada”.

La tragedia grabada en las cámaras de seguridad

El pasado 19 de julio Enrique trabajaba como cualquier día en el estacionamiento ubicado a espaldas del restaurante Rincón Gaucho, sobre La Calzada de los Héroes. Al momento que el empresario acusado Miguel Ángel N. salió del restaurante, Enrique Sosa le pidió pagar su boleto de 40 pesos, pero este se negó.

Tras una discusión, el empresario atropelló a Enrique y no contentó pasó por segunda vez por encima de él. Las cámaras del estacionamiento registraron el momento de la tragedia. 

“Cuando salí de mi cuarto corriendo ya no lo alcancé a ver, no sé si (el conductor) venía tomado o no, enojado, ya no supe”.

Esa escena está en la mente de Rosa, prefiere no recordarla ni ver el video. Recuerda que hasta el último momento su esposo Enrique vio por ella y le aseguró que todo estaría bien. Ese día lo trasladaron de inmediato a una clínica del ISSSTE, pero falleció en cuestión de horas, tras sufrir dos infartos.

Emitieron alerta en Estados Unidos y en otros estados

Según la Fiscalía de Guanajuato, ya emitieron una alerta en Estados Unidos para evitar que Miguel Ángel García salga del país. Así también lo hicieron en otros estados para que no se fugue. 

Sin embargo, la viuda se cuestiona por qué a pesar de las pruebas que hay y de la orden de aprehensión no hay resultados de su captura. También menciona el caso particular del periodista Ernesto Méndez, asesinado en San Luis de la Paz el 2 de agosto, destacó que una semana después detuvieron al presunto responsable. 

“Ya emitieron alerta, luz roja para que no salga del país. Ellos dicen (la Fiscalía de Guanajuato) que está aquí, que no ha salido. Al otro periodista que lo mataron, luego luego dieron con los que lo mataron ¿cómo es posible que lo hayan matado a sangre fría igual y lo detuvieron a la semana? el mío tiene un mes y no hay ninguna razón”. 

Ni el luto los detiene, deben trabajar ante baja pensión

Enrique trabajó como camarógrafo en la televisora estatal TV4 por 22 años. Desde hace cinco años él y su esposa Rosa trabajan en el estacionamiento de la Calzada para mantener sus gastos diarios, una vez que se jubiló. 

La viuda explica que la pensión es muy baja y no les alcanzaba para mantenerse. Las jornadas en el estacionamiento son largas, trabajan de 7 de la noche a las 10 de la mañana. 

“TV4 no puede hacer nada con la pensión del medio, porque es muy baja. Me apoyan como pueden”, cuenta la mujer de 67 años. 

Como prácticamente vivían ahí, se instalaron en una caseta pequeña que está en la entrada. Ahí vivieron estos últimos cinco años y ahí continúa Rosa. En un espacio hacinado que comparte con su nieto Daniel, quien también trabaja ahí y la ayuda a trasladarse a cualquier lugar.  

Rosa describe al excamarógrafo como un hombre atento y trabajador. En 36 años que llevaban de casados siempre vio por ella, pues padece de bajos y altos niveles de azúcar. 

“Muy buena gente, teníamos 36 años de casados. Siempre andábamos juntos. Y yo recuerdo a mi marido con mucho amor, un hombre muy responsable, muy trabajador, trabajó en TV4 22 años, nunca faltó a su trabajo. Aquí teníamos cinco años, tampoco faltó a trabajar”. 

‘Ahorita nos vemos’, pero ya no regresó

Al momento de la tragedia, Sosa no dimensionaba la gravedad de sus fracturas.

“Me dijo ‘ahorita nos vemos afuera’, pero ya no salió, hasta el velorio”. 

Rosa recuerda las últimas palabras de su esposo, le dijo que se cuidara y evitó preocuparla. Murió horas después de haber entrado a una clínica del ISSTE, pero aun alcanzó a declarar los hechos cuando iba en la ambulancia. 

“Se fue muy tranquilo, muy en paz. Me dijo que me cuidara mucho, me dijo: ‘no te preocupes yo estoy bien’. Él no supo cómo pasó todo, se fue muy tranquilo, pero también preocupado por mí. En la ambulancia iba consciente, todavía dio su declaración. Pero ya después se le regó toda la sangre por dentro y le vino el primer infarto y luego vino el segundo”. 

“Un asesino que piensa que puede hacer cualquier cosa”

Rosa pide una sola cosa a casi un mes de la muerte de Enrique Sosa: justicia. Pide que detengan al conductor responsable, que presuntamente estaba ebrio a la hora de atropellar y matar a la víctima.

“Que se haga justicia. Yo estoy trabajando en lugar de él, él me mantenía y ahora ya estoy sola. Yo trabajo aquí para mantener mis gastos. Yo vivo aquí en un cuartito que tenemos, no tenemos casa, desde hace cinco años (…) Uno no tiene palabras para decirlo, es un dolor muy grande que se siente. Tenemos que comer, tenemos que vivir y tengo que luchar. Uno se siente impotente, con rabia, con coraje, con mucha tristeza”.

Rosa acusó que el comportamiento del asesino demuestra que podría matar a alguien más.

“Un asesino que por su poder de dinero piensa que puede hacer cualquier cosa. Así como mató a mi marido, puede matar a alguien más. No tiene corazón, ni humildad”. 

Del presunto asesino de Sosa, se dijo que trabajaba en Botas Safari. Sin embargo, la empresa se deslindó asegurando que este no forma parte de la marca. En una carta firmada por Víctor Hugo Rosales Espinoza, aclararon que Miguel Ángel García no labora ahí.

“No es el dueño de la empresa Botas Safari y no tiene absolutamente nada que ver con la empresa. Asimismo, ni la camioneta utilizada, ni la persona agresora tienen vinculación alguna con la empresa Botas Safari”.

Conductores ebrios en León

De acuerdo con la Asociación de Familiares de Personas Atropelladas, cada año se registran en León cerca de 15 mil percances viales. Del total, cerca del 30% son accidentes a causa del alcohol, es decir, 4 mil 500 personas que son víctimas de conductores ebrios o hay quienes los causan.

Rosa no puede asegurar que el presunto asesino de su esposo conducía ebrio, pero hace un llamado a quienes mezclan el alcohol con el volante. 

“Cuando tomen no manejen. Porque matan a personas inocentes y dejan a familias destrozadas”, finaliza Rosa Rodríguez.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s