Llega a Acapulco 300 militares más para combatir la delincuencia.

Un nuevo refuerzo de más de 300 efectivos del Ejército mexicano arribó ayer a Acapulco, Guerrero, para combatir a la delincuencia organizada.

La llegada de los militares se da a cuatro días del asesinato en pleno sitio turístico de Acapulco de Jesús Rivera, presidente de la Asociación de Bares y Discotecas de la zona.

A bordo de camionetas artilladas, los militares ingresaron al puerto por la Autopista del Sol y tendrán la tarea de reforzar las tareas de vigilancia con la implementación de recorridos para disminuir la criminalidad que azota a ese destino turístico en pleno periodo vacacional de verano.

Acapulco está sumergido en una crisis de inseguridad en la pelea por la plaza para la venta de drogas. El pasado martes, integrantes de la delincuencia organizada ordenaron a taxistas y pobladores de Tres Palos bloquear la carretera federal Acapulco-Pinotepa Nacional.

El pasado domingo, sujetos armados asesinaron en la costera Miguel Alemán al propietario del bar Tóxica, Jesús Rivera, quien era presidente de la Asociación de Bares y Discotecas de la zona turística.

La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz en Guerrero acordó reforzar las acciones de seguridad en las que participan los tres órdenes de gobierno en las regiones de Acapulco y las costas Grande y Chica.

En un encuentro virtual, encabezado por el secretario general de Gobierno, Ludwig Marcial Reynoso, en representación de la gobernadora Evelyn Salgado, se analizaron temas relacionados con los operativos desplegados en todo el estado.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s