Familia huye de Guanajuato tras sufrir tres atentados; esperan asilo político en EU.

Este lunes primero de agosto, el señor Juan Carlos y su familia cruzarán la frontera hacia los Estados Unidos con la intención de nunca volver a México ni a Guanajuato. Esperan que las autoridades avalen su solicitud de asilo político y les permitan rehacer sus vidas en la Unión Americana; vidas que la violencia les intentó arrebatar en Guanajuato.

De hecho lo consiguieron. La familia de Juan Carlos sufrió por lo menos tres atentados en Yuriria. Como consecuencia, él todavía tiene una bala alojada en su espalda. También su hijo recibió cinco disparos, pero milagrosamente pudo salvar la vida. Sin embargo, su buena fortuna no alcanzó para su madre, quien sí falleció en uno de los ataques

“Nos dimos la tarea de salir del pueblo a buscar un lugar seguro donde pudiéramos estar seguros y nos dirigimos aquí, a la frontera, con la intención de buscar ayuda para cruzar a Estados Unidos. Gracias a Dios que nos recomendaron este lugar con el pastor”, detalló Juan Carlos. 

La violencia los esperaba en Tijuana

El hombre relata que la espiral de violencia que los obligó a él y a su familia a exiliarse de Guanajuato comenzó desde 2018. Ante lo insostenible de su situación, finalmente decidió partir y buscar asilo temporal en Tijuana, en espera de conseguir el pase a los Estados Unidos.

Juan Carlos va acompañado de su madre de 80 años, sus dos hijos y dos nietos. Pero no siempre han estado juntos. Platica que cuando llegaron a la frontera, los recibieron en el albergue Ágape el mismo día en que una persona recibió un disparo por la espalda.

Desde entonces la familia había estado separada, y solo se reunieron este domingo para acudir a una cita ante la autoridad norteamericana.

Luego de visitar varias veces la Fiscalía General del Estado para tramitar su expediente, Juan Carlos por fin logró presentar su caso, que fue aprobado. Así, este domingo presentó las pruebas que acreditan que está libre de COVID-19, y podrá cruzar a solicitar el asilo político en los Estados Unidos para él y su familia.

Hoy lunes, a las 6:00 de la mañana, logrará por fin exponer su caso. Del otro lado de la frontera tiene familiares que lo esperan. Su objetivo es dejar atrás la violencia que lo llevó a cambiar de ciudad, de estado y de país, y darle a su familia algo que seguramente no han tenido en mucho tiempo: tranquilidad.

Desplazamiento forzado existe en Guanajuato

El caso de Juan Carlos no es aislado. Apenas en junio el obispo de Irapuato, Enrique Díaz Díaz, confirmó que la violencia que se vive en Guanajuato sí ha provocado que familias enteras prefieran salir del estado y emprender nuevas vidas en otras latitudes.

“Sobre los desplazados, sí es cierto, lo hemos experimentado en Irapuato; hay familias negociantes que han dejado la ciudad por temor a la violencia. En Salamanca hay personas que han dejado la ciudad por temor a la violencia, hay personas que están cerrando sus negocios”, confirmó.

El obispo consideró que ante la violencia que se vive en Guanajuato y en otras partes del país, una sola persona no puede hacerle frente por sí solo a los grupos criminales. Por esta razón los obispos de México llaman al diálogo entre las diferentes autoridades para que busquen los caminos que ayuden a detener la violencia.

Enrique Díaz manifestó como ciudadanos existe un sentimiento de indefensión frente al crimen organizado, pues la violencia cada vez es más salvaje y cruel.

“La invitación de los obispos es al diálogo con autoridades de todos los órdenes para que escuchen las autoridades a todos los ciudadanos. Desplazados en todo nuestro México hay muchos, por desgracia, y muchos que están sufriendo; de muchos pueblos que se han quedado solos por la violencia, también en Guanajuato, también en Michoacán y en muchos lugares”, concluyó.

Guanajuato: hogar de atrocidades

De acuerdo con un informe de la organización Causa en Común, en el primer semestre del año Guanajuato se ubicó como el tercer estado donde ocurrieron más atrocidades, con un total de 244 actos de este tipo. Estos dejaron un total de 365 víctimas, la cuarta cifra más alta del país.

Entre los 19 tipos de atrocidades que monitorea la asociación civil, Guanajuato lidera tres: fosas clandestinas, con 18; mutilación o destrucción de cadáveres, con 46. Así como asesinatos de funcionarios o elementos de seguridad, con 20.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s