Menores de edad también son víctimas de extorsión.

En Guanajuato, las extorsiones han alcanzado también a los menores de edad, pues en 6 de cada 100 denuncias que fueron interpuestas por este delito, la víctima fue una niña, un niño o un adolescente.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, durante el primer semestre de 2022 en el país fueron denunciados 128 casos de extorsión y donde la víctima fue un menor de edad; 40 casos se registraron en el Estado de México, 21 en Guanajuato, mientras que en Jalisco y Querétaro hubo 15 casos en cada uno.

A nivel estatal, durante el primer semestre del año, han sido denunciados 330 casos de extorsión, es decir, que en 6 de cada 100 casos la víctima fue una persona menor de edad.

Sophía Huett López, titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, dijo que la exposición de los menores de edad a las redes sociales son un factor de riesgo, pues a través de éstas se han detectado a personas adultas que se hacen pasar por adolescentes para enganchar a menores de edad para dos motivos: o pedirles fotos o videos íntimos, que después son comerciados o usados como método de chantaje, o bien para pedirles información y llevar a cabo extorsiones telefónicas e incluso secuestros virtuales.

Por un grupo de Facebook

Mariana es una adolescente de 16 años y quien hace dos meses su rostro circuló en redes sociales por supuestamente haber estado plagiada algunas horas.

En entrevista con Organización Editorial Mexicana, con el consentimiento de sus padres, la joven contó que ella fue una víctima de la delincuencia, con un modus operandi que está siendo aplicado en varias partes del país y que ello sería un factor por el cual este fenómeno se incrementó en este año en ese sector de la población.

“Entré a un grupo de Facebook de series. Ahí interactuaba y había un perfil que cada que yo comentaba, le daba me gusta a mis publicaciones. Me empezó a hablar por Inbox y empezamos a compartir links de series y luego ya empezamos a hablar de cosas personales, como de dónde éramos, cuántos años teníamos.

“Empezamos a estrechar la relación e intercambiamos números para enviarnos mensajes de WhatsApp y ahí vino el problema”.

Una vez, la persona con la que intercambiaba mensajes de WhatsApp le dijo que iría a su ciudad a visitarla. Cuando llegó el día de la supuesta visita, el hombre le escribió por Messenger y le pidió el número del teléfono de su casa, pues le dijo que lo acababan de asaltar y que había perdido su número de celular; incluso, le dijo que le diera oportunidad de descansar ese día y que al siguiente se contactarían.

“Me marcó a la casa, estuvimos platicando normal. Se le oía la voz como alguien de mi edad y platicamos casi una hora”.

Al día siguiente, Mariana acordó con el hombre verse en una plaza comercial. Les dijo a sus papás que iría con unas amigas. Al legar al lugar, Mariana recibió un mensaje de WhatsApp de un teléfono del Estado de México y se identificó como con quien había quedado en su cita.

“Me dijo que había visto mucha gente en el cine y que se metió, que adentro me veía. Entré a la sala y estaba llena, era un estreno. Le envié otro mensaje y le dije que ya había entrado, que incluso estaba llena la sala y me dijo que me sentara en el lugar que viera libre, que nos veríamos en la salida, porque él también estaba en un asiento y no había más lugares libres”.

La película que vio Mariana duró alrededor de tres horas y para su mala suerte, la carga de su teléfono se terminó, así que en ese rato ya no tuvo comunicación con nadie.

“Cuando terminó la película me quedé esperando como una hora y media a ver si llegaba esta persona, pero no tuve respuesta. Opté por irme a mi casa y cuando llegué vi a mi familia llorando, pues les habían dicho que yo estaba secuestrada”.

La familia de Mariana depositó 12 mil pesos y tras enterarse que su hija estaba a salvo y ya más tranquilos, denunciaron el hecho; cuando rastrearon la cuenta bancaria, ésta era la de un hombre del Estado de México. Todo fue un engaño que fue bien orquestado.

Mujeres adolescentes, las que más extorsionan

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de las 21 personas adolescentes que fueron extorsionadas durante el primer semestre de 2022, 14 eran mujeres y 7 hombres.

Enero, marzo, mayo y junio fueron los meses con más extorsiones, pues en cada uno hubo tres casos, mientras que en febrero hubo un caso.

El fenómeno es similar a nivel nacional, pues de las 128 denuncias que fueron interpuestas durante el primer semestre, en 72 la víctima fue una mujer.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s