Delegado de la Semarnat en Guanajuato se ‘esconde’ ante tala en la Sierra Gorda.

Tras publicar la tala que se permite en la Sierra Gorda a pesar de ser Área Natural Protegida, Periódico Correo intentó entrevistar a Eduardo Vázquez Ávila, quien funge como encargado de despacho de la Semarnat en Guanajuato.

Sin embargo, el delegado de la Semarnat en Guanajuato, quien tiene un sueldo de 56 mil 296 pesos mensuales, no se encontraba en su oficina ubicada en León. Esto cerca de las 10:00 de la mañana.

Una trabajadora del lugar refirió que para entrevistarlo era necesario hacer una cita a través de su asistente, Gladys Huerta. Para esto, dio un número telefónico. Correo marcó en cinco ocasiones a dicho teléfono. En ninguna obtuvo respuesta.

La trabajadora de la Semarnat también proporcionó un correo electrónico de quien dijo, es el encargado del área jurídica de la dependencia, Antonio Aréchiga. Según dijo, con él también se podía gestionar la entrevista.

Desde las 11:00 de la mañana del martes se envió un correo solicitando la entrevista con el delegado de la Semarnat en Guanajuato. Al cierre de esta edición, aún no había respuesta.

PROFEPA debe intervenir, pero necesita recursos financieros y humanos

Francisco Javier Camarena, consultor ambiental y exdelegado de la SEMARNAT, dijo que luego de que esa dependencia otorgó un permiso por 10 años para saquear la reserva en San Luis de la Paz, es necesaria la intervención de la PROFEPA, pero lamentó que ésta, así como la propia SEMARNAT, estén sin recursos humanos y económicos para hacer su trabajo desde que inició esta administración federal.

“Quien tiene que tomar cartas en el asunto en primer lugar es PROFEPA, es la que tiene las facultades para inspeccionar, intervenir. Esta dependencia tiene facultades para clausurar y suspender los aprovechamientos si se están realizando de forma irregular, si no cuenta con una autorización forestal o no se está manejando con el plan de manejo que se aprobó. Entonces de las dos maneras puede intervenir y lo tendría que hacer inmediatamente”, dijo.

De los camiones que se ven cargados de madera, dijo “se tendrán que revisar. Tienen que tener, además de la autorización general, una autorización del embarque. Tiene que haber una correspondencia de lo que dicen que lleva, con lo que está transportando. Son tres métodos de control: la primera es la existencia de una autorización forestal; la segunda la supervisión de cómo se lleva a cabo la autorización forestal y la tercera que el transporte de manera o productos maderables que cumplan con lo que dice que está llevando”.

Mencionó que en una reserva ecológica hay dos zonas: una zona núcleo que es más restrictiva, y una de aprovechamiento donde hay actividades económicas con una regulación especial. Aquí se cumple con una autorización y con tener los documentos de embarque, “entonces ahora hay ver que acrediten que se está reforestando o si se está llevando a cabo en la forma en la que se autorizó”, explicó.

El exdelegado de la SEMANAT aseguró que para atender este tema, PROFEPA tiene que tener recursos financieros, humanos y materiales, como vehículos, para realizar los recorridos de manera periódica.

“No solo es responsabilidad de PROFEPA Guanajuato, la responsabilidad también es de oficinas centrales de esta dependencia, porque tienen que coordinar las acciones de supervisión. Vemos que el presupuesto está destinado a proyectos como el Tren Maya, que todavía no sabemos cuál será el resultado. Pero se han descuidado otras acciones como en este caso. Aunque preciso que sí se puede realizar un aprovechamiento, pero cumpliendo con su respectivos requisitos”, concluyó.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s