Diputado del PAN pide capacitación permanente en derechos humanos para policías.

El diputado del PAN, Bricio Balderas Álvarez, señaló que las corporaciones municipales deben establecer de manera permanente capacitaciones en materia de derechos humanos para evitar violaciones a estos.

Lo anterior a propósito de la recomendación emitida por la CNDH al alcalde de Silao, Carlos García Villaseñor, para que sancione e inicie procedimientos administrativos en contra nueve policías preventivos y una jueza calificadora por la golpiza de la que fue víctima el exdirector de Desarrollo Social, Israel Almaguer Medel, en enero del 2019, tras ser detenido por supuestamente estar ingiriendo bebidas alcohólicas en la vía pública.

El legislador señaló que al ser las policías municipales las que más recomendaciones reciben en materia de derechos humanos, sobre todo por el uso excesivo de la fuerza, se debe permear en la sensibilización de los elementos preventivos.

“Se habla mucho de protocolos, de atenderlos, de poner a operar los protocolos, pero en realidad creo que es un esquema de constante capacitación y concientización al interior de las corporaciones de seguridad pública de índole municipal. El tener en conocimiento esquemas y temas de derechos humanos, debe de sensibilizar muchísimo a quienes integran esas fuerzas de seguridad pública”, dijo.

Bricio Balderas afirmó que en caso de que alguna instancia defensora de derechos humanos emita alguna recomendación, los ayuntamientos deben poner especial atención en ello.

“Si bien en un primer momento son llamadas de atención, esas llamadas de atención empiezan a preocupar a la ciudadanía en municipios pequeños y en grandes. (…) No por otra cosa, son los que día a día se enfrentan en temas de faltas administrativas o de actos delincuenciales, entonces son los primeros respondientes y si no aplican un correcto protocolo o forma de actuar, se verán rebasados siempre bajo un esquema de recomendación en materia de derechos humanos”, explicó.

El abuso de los policías de Silao

El 13 de enero de ese año, Israel Almaguer Medel, exfuncionario de la administración de Enrique Solís Arzola, dio a conocer haber sufrido -la noche anterior- abuso policial. En redes compartió que lo golpearon en la cara, lo parearon en el pecho y lo rociaron con gas pimienta. Sufrió fracturas en dos costillas y desviación de la mandíbula.

La detención se originó porque, aparentemente, Israel estaba ingiriendo bebidas embriagantes en la vía pública. Nueve uniformados lo esposaron y detuvieron, además lo agredieron cuando lo remitieron ante el Juzgado Cívico, aunque ya estaba sometido. En las instalaciones del Pentágono pidió atención médica, pero una jueza se la negó.

Por ello, el afectado presentó una queja ante la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PRODHEG). De esta se derivó la recomendación emitida el 20 de diciembre de 2019. Esto luego de que se acreditaran violaciones a sus derechos humanos y a su integridad física, así como el ejercicio indebido de la función pública.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s