S&P mejora a ‘estable’ la perspectiva de calificación soberana de México.

La agencia Standard and Poor’s (S&P) mejoró este miércoles la perspectiva de calificación soberana de México de negativa a estable y ratificó la calificación de la deuda soberana de largo plazo en moneda extranjera y local en BBB y BBB+.

La calificadora dijo espera que México continúe con un buen manejo fiscal y monetario en lo que resta de la actual administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al respecto, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) indicó que la ratificación de la calificación crediticia de Standard and Poor’s es un reconocimiento a la prudencia fiscal y monetaria del gobierno de López Obrador y la estabilidad de la deuda pública como proporción del PIB.

“Con este anuncio, dos agencias han mejorado la perspectiva del país a estable y seis agencias han ratificado la calificación del país en lo que va del año”, informó la dependencia a cargo de Rogelio Ramírez de la O.

“Además, brinda mayor certidumbre a los inversionistas de que no habrá una baja de la calificación en los siguientes meses —usualmente en los próximos 12— a menos de que suceda algún evento extraordinario”, señaló a su vez el presidente López Obrador en sus redes sociales.

El mandatario señaló que la calificadora está reconociendo la estabilidad y la prudencia fiscal y monetaria que ha promovido esta administración. “Casi todas las calificadoras nos han ratificado y establecido perspectivas estables”, refirió.

S&P destacó la prioridad del gobierno de México para buscar políticas que mantengan la solidez de sus finanzas públicas y niveles de deuda por debajo de 50 por ciento, lo que permitirá continuar con un entorno de estabilidad macroeconómica.

La agencia hizo mención a la sólida posición externa del país y a sus equilibrios macroeconómicos.

Señaló como positivo el bajo déficit en cuenta corriente apoyado por los flujos de inversión extranjera directa, el tipo de libre flotación que facilita el acceso a los mercados financieros, y una política monetaria creíble, así como la relevancia de contar con un portafolio de la deuda principalmente local y diversificado.

Además, la calificadora reconoció el manejo prudente de la macroeconomía a pesar de los potenciales riesgos como las presiones inflacionarias y el fin del ciclo acomodaticio en la política monetaria de Estados Unidos.

Adicionalmente, enfatizó que los niveles de inversión necesitan elevarse y otros factores que podrían incrementar la calificación del  país. 

“Esta mejora en la perspectiva junto con la ratificación de la deuda soberana permitirá  continuar con un acceso favorable a los mercados internacionales y nacionales”, comentó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Información. Forbes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s