Deben dejar “politiquería” y tipificar conducir en estado de ebriedad.

Fernanda Martínez Arriaga, regidora de Movimiento Ciudadano, hizo un llamado a los diputados para que dejen la “politiquería”, reformen la ley para que conducir en estado de ebriedad se considere un delito grave.

“Aunque el ayuntamiento aumente la multa a 30 mil o 40 mil pesos eso no va a evitar que siga pasando. Aquí hay un tema, las tragedias como estas van a seguir pasando porque no se aplica la ley, tiene que haber ley y orden; deben estar bien dictaminadas las leyes ¿De quién es la función? De nuestros diputados locales ¿Por qué no están haciendo nada? Hay que preguntarles a ellos, porque no están haciendo absolutamente nada, que dejen la politiquería”, dijo Martínez Arriaga.

Y es que en las últimas 4 semanas, en Irapuato 9 personas fallecieron; entre ellas 2 hermanas menores de edad, en 2 accidentes diferentes. En estos, los presuntos responsables estaban frente al volante en estado de ebriedad.

Infracciones deberían ser delito federal

La regidora de Movimiento Ciudadano lamentó que se perdieran las vidas de personas inocentes e insistió en que aumentar el costo de las multas por conducir con aliento alcohólico o estado de ebriedad no solucionará el problema.

Aseguró que lo importante es que el Congreso de la Unión modifique las leyes para que la infracción a los reglamentos viales sean considerados como un delito grave.

“Tiene mucho tiempo ya pasando a nivel República y eso evidentemente afecta a los municipios. La institucionalidad no hay no existe porque no se acatan las leyes, no se reforman las leyes que tienen que reformarse y aparte no se agregan las leyes que se tienen que agregar. Entonces qué pasa con esto, es como en el Ministerio Público un policía va y agarra al borracho pero qué va a pasar si no está la ley correcta para aplicarla y se aplica o están contradictorias como muchas veces pasa; para eso está la puerta giratoria y salen libres”.

Multas no son suficientes para prevenir accidentes

El director del Observatorio Ciudadano Irapuato ¿Cómo vamos?, Raúl Calvillo Villalobos, declaró que el aumento en las multas por conducir en estado de ebriedad no son suficientes para prevenir accidentes viales.

Y señaló que como parte de las sanciones se debería inhabilitar por mínimo 6 meses las licencias a los conductores.

“Si es importante que dentro de las penas que pudieran ponerse para que esto pueda crear una cierta conciencia en la ciudadanía; entonces tendrían que estar pensando en el hecho incluso de retirar las licencias de conducir por 6 meses o un año a esa persona. Porque la realidad es que al momento de subirse a un vehículo no está en condiciones, altera los sentidos del conductor de alguna manera se pone en peligro no sólo el conductor y pone en peligro a la ciudadanía que está en vía pública”, dijo Calvillo Villalobos.

Faltan campañas permanentes

Villalobos sostuvo que simultáneamente deben organizarse campañas de concientización, que sean permanentes y que no solo estén enfocadas a la población mayor de edad. Lo anterior para que promover la responsabilidad que implica manejar un vehículo.

“Nos falta mucha cultura, pero, también en el gobierno se tiene el presupuesto para campañas de cultura vial se hacen presupuestos anuales que tienen una frecuencia con información; se cuenta con incluso estudios para poder hacer campañas de concientización, desafortunadamente estas campañas son momentáneas y difícilmente podemos medir el resultado, el impacto que pueden tener a corto; mediano y largo plazo”.

Dice sí al endurecimiento de las sanciones por conducir ebrio

El presidente de la Red estatal de bares, cantinas y antros, Humberto Cordero, se mostró a favor de que endurezcan las penas y aumentar las multas por conducir en estado de ebriedad.

“Claro que sí, en lo particular estamos de acuerdo con que se incrementen las sanciones, pero también quiero decir que las personas que trabajamos en estos negocios tenemos la obligación moral de asistir al cliente. Es decir si ya lo veo en un estado inconveniente estamos adoptando la actitud de ya no venderle, tratando de inhibir precisamente los accidentes e invitarlo a que llegue a su casa de la mejor manera”, comentó Cordero.

Los propietarios y responsables de los negocios con venta de bebidas alcohólicas, han realizado campañas para evitar que los consumidores con aliento alcohólico o estado de ebriedad estén frente al volante.

Han mantenido permanentemente el programa conductor designado. Por cada grupo de visitantes, en los negocios se obsequian jugos, agua o refrescos a una persona que será la encargada de conducir y llevar a su destino el resto del grupo.

“Los clientes si aceptan son conscientes cuando se les platica, nada más que en ocasiones pues muchas personas se descontrolan de su estado anímico, por cada 10 personas 8 aceptan”, comentó el presidente local de la Red estatal de bares, antros y cantinas.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s