Sacerdote niega haber motivado agresión a reportero en Valle; interpondrá denuncia.

El sacerdote Moisés Cuevas negó haber motivado a la gente de la comunidad de Guarapo, en Valle de Santiago, a agredir al reportero Ramón González. Dijo que emprenderá acciones legales por difamación en su contra, pues el reportero lo acusó de pederasta y cómplice del padre Jorge Raúl Villegas Chávez.

Luego de que el reportero dio a conocer que desde hace cuatro años su caso por homicidio en grado de tentativa no avanza en las fiscalías ni local, ni de la República, el padre Moisés Cuevas argumentó que en ningún momento él pidió a la gente que lo agredieran, pero sí reconoció que en ese momento sentía mucho coraje, pero ya lo perdonó.

Detalló que el conflicto con el representante de los medios de comunicación fue porque a su llegada a la comunidad de Guarapo, contrató a una persona para la limpieza de la casa parroquial, y al día siguiente, Ramón González fue a exigir que despidiera a la mujer, argumentando que era su pareja y no tenía que trabajar, pero la mujer le pidió apoyo al sacerdote.

“Mi único delito fue defender a esa señora que quería trabajar”, luego de la discusión, Ramón habría acudido con el obispo en turno de Irapuato, y acusó al sacerdote de tener secuestrada a la mujer, e incluso de abusar de ella. Después de eso publicó un articulo en una revista de circulación local, en donde señaló que el padre Moisés tenía relación cercana con el padre Jorge Raúl Villegas acusado de abuso, violación y corrupción de menores.

Niega ser complice de Jorge Raúl Villegas

Negó que la relación con Villegas haya sido de complicidad para la comisión de algún delito, sino que él lo conoció en Roma y luego lo volvió a ver cuando trabajaba en León. Posteriormente llegó a Irapuato y en el templo de San Cayetano, le ayudó a oficiar algunas misas, pero después el contacto disminuyó porque Jorge Raúl trabajaban en el Colegio Atenas y en otros asuntos.

“Yo no fui a Guarapo a esconderme”, dijo el sacerdote, ya que comentó que lo comisionaron por seis años y el día de la agresión, detalló, él regresaba de caminar cuando Ramón se encontraba repartiendo copias del artículo que había publicado en su contra. Incluso dijo que le dio uno a él, pues no lo reconoció y fue cuando él le pidió que detuviera los ataques.

En ese momento, asegura el sacerdote que el reportero lo empezó a insultar y agredir, por lo que la gente presente salió a defenderlo. Moisés, reconoció que sí lo sujetaron con una soga y lo llevaron al frente de la parroquia, pues dijeron que le entregarían a las autoridades, las cuáles tardaron más de una hora en llegar.

“Sentía mucho coraje por lo todas las cosas que me dijo”, aceptó el sacerdote, quien aseguró que él no pidió que lo golpearan y por el contrario pidió que no lo lastimaran, pero al llegar a la casa parroquial llamó a sus abogados que le recomendaron no intervenir.

Desconoce por qué no avanza proceso

Cuevas aseguró que durante la investigación está asentado que cuando la Policía Municipal llegó por él, el señor estaba bien más que las ataduras y una caguama que ‘El Chuky’, un vecino de la comunidad le vació en la cabeza.

El sacerdote dijo desconocer por qué no avanza la investigación, la cual él pensó que ya estaba cerrada, pues cada vez que lo llamaron a declarar, acudió y cooperó con las autoridades a través de sus abogados. Sin embargo, dijo que las acusaciones le perjudican a él en su imagen y con el trabajo con la feligresía, por lo que pidió que cesen las agresiones y la difamación en con contra.

“Lo que menos quiero yo es tener problemas con un reportero, por el poder que sabemos que tienen”, precisó el sacerdote.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s