Descubren la traza original del siglo 16 de Acámbaro.

El investigador acambarense, Leonardo Amezcua Ornelas, encontró el trazo y el punto central en donde se colocó una cruz de cinco brazadas de alto de madera de sabino de la fundación del pueblo de San Francisco de Acámbaro el 19 de septiembre del año 1526.

En base a las investigaciones que realizó Leonardo Amezcua desde el pasado mesoamericano del sitio en donde se localizaron las calzadas perpendiculares que marcaban el valle desde hace miles de años, a la par encontró la traza original del siglo XVI, tal y como está indicado en el acta de fundación donde 12 caciques gobernaban la gran plaza del pueblo, 6 caciques otomíes y 6 caciques purépechas.

Leonardo Amezcua Ornelas refirió que el acta de fundación se menciona claramente que se trazaron cinco calles rectas de norte a sur y cinco calles rectas de oriente a poniente formando un damero prácticamente perfecto y que al centro quedó una gran plaza.

Dijo que: “en ese escrito claramente se menciona que ese damero tenía de norte a sur 400 brazadas y de oriente a poniente tenía 450 brazadas; lo cierto es que esa traza como tal al día de hoy ningún investigador la ha dado a conocer de una manera palpable con las medidas exactas, indicando exactamente cuáles son las calles que corresponden a esa traza del siglo XVI y dimensiones de la plaza central y cuál fue el punto donde se colocó una cruz de cinco brazadas de alto de madera de sabino que marcaba el centro de la población en donde se dividió el pueblo fundado entre purépechas y otomís”.

En miras de los 500 años de fundación de Acámbaro es importante que la gente pueda conocer exactamente cuál fue esa traza y cómo corresponde con la traza urbana del Acámbaro actualmente, documento que ya posee el investigador Leonardo Amezcua.

Amezcua Ornelas agregó que ha sido difícil para muchos encontrar la traza original por la invasión que ha existido a través de los tiempos como la plaza central y la calzada norte sur que era una gran calzada que tenía aproximadamente más de 50 metros de ancho, la cual fue invadida con los años, actualmente se puede ver el Santuario de Guadalupe, el portal Sámano, entre otros.

Indicó que “es importante que la población acambarense conozca estos datos para que sepa en qué consiste su patrimonio y sobre todo por qué Acámbaro es la única población a nivel nacional que tiene propiamente un documento que habla sobre su fundación; Acámbaro se toma incluso a nivel internacional en las grandes universidades como un referente para saber en qué consistió una fundación novohispana en el siglo XVI porque ahí se narra perfectamente los hechos, medidas cómo se hizo una misa, es un documento único a nivel mundial y si tenemos la traza exacta que corresponde a este documento creo que es un dato muy importante que complementa la realidad tangible con lo escrito”.

Resaltó que estas medidas las encontró cotejando las medidas expresadas en el acta de fundación con lo que es la realidad física de Acámbaro, “primero encontré estas dos grandes calzadas de la trayectoria del sol que corresponde a las calles de Pedro Moreno y Abasolo donde está situado el Templo del Hospital que es el único edificio del siglo 16 que queda al día de hoy, posteriormente haciendo análisis de planos del centro histórico pude localizar esta gran calzada de norte a sur que se encuentra entre Miguel Hidalgo y Juárez, hoy invadida en gran medida; es una arteria que atravesaba de norte a sur el total de la población. Con la localización de estas dos calzadas y el punto donde se cortan, que está dentro de los terrenos del atrio parroquial localice el punto central de toda la población y a partir de ahí obviamente tomé como referente las manzanas que ya están formadas y que datan del siglo XVI pude encontrar exactamente las medidas”.

Informó que las calles originales del siglo XVI de oriente a poniente se tienen las que hoy se conocen como Manuel Doblado, Francisco I. Madero, la gran calzada de norte a sur que está invadida y que corresponde a las calles de Juárez y Miguel Hidalgo, Morelos y Primero de Mayo y en el sentido contrario se encuentran las calles Abasolo, Leona Vicario, Doctor Sámano, Ocampo y Leandro Valle.

“La aproximación más cerca que yo había visto sobre esta gran plaza y sobre las calles es la que hizo Pedro Rojas en los años 60, sin embargo, lo que nunca localizó fue la calzada de norte a sur que hoy se encuentra invadida, entonces él se cuestionaba de cuáles eran las cinco calles”.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s