En busca de la autosuficiencia alimentaria de México.

El objetivo de la autosuficiencia alimentaria que fue establecido por el gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, presentará avances en su cumplimiento durante este 2022, de acuerdo con las proyecciones que elaboraron los especialistas del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de México, que encabeza Víctor Manuel Villalobos Arámbula, ha señalado que “la autosuficiencia alimentaria es una estrategia clave en la nueva política agrícola del país”, por lo que ha hecho precisiones sobre esta meta plasmada en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

«Mientras que en 2021 la producción de alimentos llegó a un 92 por ciento de las necesidades de consumo del país, para este año se prevé que sea del 96 por ciento.

“Esta estrategia implica avanzar en una mayor producción interna de granos, en particular maíz, frijol, trigo harinero y arroz; así como en leche, carne de res, cerdo, pollo y pescado. Asimismo, se busca tanto aumentar la producción de insumos que se requieren para producir alimentos: semillas, fertilizantes, diesel, abonos, maquinaria y equipo como transitar a modelos de producción sustentables y ampliar la oferta de bienes y servicios del Gobierno federal a los productores rurales”.

En su Informe “Perspectivas Agroalimentarias 2022”, la agencia GCMA conformada por consultores expertos en el sector agroalimentario, proyectó que su indicador general de autosuficiencia alimentaria tendrá avances durante este año, aunque seguirá habiendo subsectores con una producción deficitaria.

“La estimación que GCMA realiza sobre la capacidad de autosuficiencia alimentaria presenta una mejoría con respecto al año anterior que estimamos que se producía un 92 por ciento de las necesidades de consumo de nuestro país.

“En el presente año estimamos que la producción será de 96 por ciento del requerimiento anual; sin embargo, el agregado puede ser algo engañoso ya que tenemos sectores altamente productivos como el hortofrutícola que produce el 132 por ciento de los requerimientos, o el agroindustrial que produce el 178 por ciento. En cambio, seguimos abriendo la brecha entre producción y consumo de granos y oleaginosas, de los cuales solamente producimos el 48 por ciento de lo que consumimos”.

Otro subsector importante que sigue siendo deficitario ante las necesidades alimenticias del país, es el pecuario, de acuerdo con el Informe de la agencia.

“Asimismo, en el sector pecuario tenemos una producción del 83 por ciento de las necesidades de abasto del país. Si bien es cierto que ningún país es autosuficiente es necesario trabajar en la productividad del sector con la finalidad de poder equilibrar la brecha de producción y consumo en los subsectores con déficit”, Grupo Consultor de Mercados Agrícolas Perspectivas Agroalimentarias 2022.

Trigo y arroz necesarios para autosuficiencia alimentaria

Un par de productos específicos que en su mayor parte siguen siendo importados al país son el trigo panificable y el arroz, de acuerdo con el artículo “Autosuficiencia alimentaria en México: precios de garantía versus pagos directos al productor”, elaborado por académicos de la Universidad Autónoma Chapingo, y publicado en septiembre de 2021 en la “Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas”.

En ese estudio se analizó el periodo 2011-2020 para observar la producción nacional del trigo panificable y el arroz, con estos hallazgos: “México actualmente y para los productos seleccionados, se tiene 90 por ciento del trigo que se consume es importado y 79 por ciento del arroz es importado, lo cual señala que todavía no se está en condiciones de observar tangiblemente un avance hacia la autosuficiencia alimentaria”.

En ese artículo se señala que la autosuficiencia alimentaria se alcanza: cuando se satisfacen las necesidades alimenticias mediante la producción local, sin embargo, implica una mayor producción interna de granos, en particular de maíz, frijol, trigo panificable y arroz, así como en la leche, carne de res, cerdo, pollo y pescado.

“El país debe aumentar la producción de insumos que se requieren para producir alimentos: semillas, fertilizantes, diésel, abonos, maquinaria y equipo”, señalan.

«Entre las ventajas que se le atribuyen a la autosuficiencia alimentaria, se encuentran la protección de los países ante las fluctuaciones de los precios de los productos agropecuarios, y el aseguramiento del abastecimiento de alimentos para satisfacer las necesidades locales

Potencia alimentaria

Aunque México no ha alcanzado la autosuficiencia alimentaria, ya se ha consolidado en los hechos como uno de los mayores productores alimentarios del mundo, de acuerdo con el panorama global que presenta la agencia GCMA.

“La producción de alimentos se estima alcanzará 6.3 mil millones de toneladas (MT) a nivel mundial, sin embargo, la producción se encuentra muy focalizada en nueve países y la Unión Europea con una participación de 77 por ciento. El productor número uno de alimentos en el mundo es China con una producción superior a mil 378 millones de TM, seguido por Estados Unidos con 924 millones de TM y la Unión Europea con 717 millones de TM. (…) México, por su parte, repite posición como el noveno país productor de alimentos del mundo. Con un volumen de 115 MT”.

No obstante, la agencia advierte que el país debe incrementar su productividad.

“Aunque es positivo que nuestro país continúe dentro del top diez de productores de alimentos a nivel mundial, es muy preocupante el nivel de productividad que se tiene en los últimos años. La producción de granos crece año con año con volúmenes marginales, mientras que la producción de frutas y verduras se mantiene flotando en un volumen superior a 40 MT. La producción pecuaria tiene claroscuros en temas de producción de leche y carne de cerdo. (…) se tiene que redoblar esfuerzos (para) mejorar la productividad”.

En el “Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024”, donde está establecido el objetivo de la “Autosuficiencia alimentaria y rescate del campo”, se encuentra esta proyección: “En 2021 deberá cumplirse la meta de alcanzar la autosuficiencia en maíz y frijol y tres años más tarde, en arroz, carne de res, cerdo, aves y huevos; las importaciones de leche habrán disminuido considerablemente, la producción agropecuaria en general habrá alcanzado niveles históricos y la balanza comercial del sector dejará de ser deficitaria”.

Información. Reporte Indigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s