Semefo en Guanajuato: el calvario para reclamar los restos de un familiar.

Reclamar el cuerpo de su ser querido se convirtió en un sufrimiento más para la familia Lunar, pues además del dolor de la pérdida, esperaron más de 12 horas para iniciar el trámite, primero en Irapuato y después en la capital, pues ahí se centralizó el Servicio Médico Forense (Semefo).

Entre el ir y venir en agencias del Ministerio Público, los dolientes tuvieron que lidiar para conseguir los 15 mil pesos que les pedían para el traslado del cuerpo a Irapuato y darle sepultura.

“Que el gobierno nos apoye o que haga los trámites más fáciles, más viables para las personas. Los trámites, aparte de ser tardados nos los hacen un poquito más complicados por la manera en que están haciendo las cosas de llevar los cuerpos hasta Guanajuato”, criticó Alfonso Lunar. 

Doce horas después inician trámite para reclamar cuerpo

El jueves pasado, un familiar de Alfonso falleció en un hecho violento ocurrido en la comunidad Tomelopitos. Doce horas después, la mañana del viernes, iniciaron los trámites para reclamar su cuerpo. 

En medio del dolor, los Lunar se adentraron en el largo peregrinar burocrático. Primero acudieron a la unidad especializada de homicidios, en el Fraccionamiento Colón de Irapuato, donde rindieron su declaración, mientras otros parientes investigaron los costos para regresar el cuerpo desde Guanajuato Capital. 

“Aquí viene lo complicado, porque el traslado implica más tiempo y más dinero. Son cosas que no se tenían previstas y pues ahora hay que hacerle como se pueda, porque es más complicado ir hasta Guanajuato…La información que nos dan no es muy clara. No nos dicen qué es lo que sigue. Nos dicen que el costo del traslado de Guanajuato acá es de 15 mil a 18 mil pesos, eso cobra la funeraria… Yo siento que esto se va a alargar hasta mañana o pasado mañana, no sabemos qué es lo que sigue y qué es lo que va a pasar”, platicó Alfonso Lunar.

En cuanto supieron el monto, empezaron a conseguir dinero, pues además de los 15 mil pesos para llevar el cuerpo a Irapuato, faltaba considerar la capilla de velación, el féretro, panteón y los servicios religiosos. 

A la lista se sumarían los viáticos de transporte y alimentación al menos de uno de ellos durante su estancia en Guanajuato, pues de lo contrario en el Semefo no podrían iniciar el trámite.  

“Son muchas cosas, detalles que la gente no tiene previsto. Es tiempo que estamos perdiendo por no trabajar. Es muy difícil que hayan hecho ese movimiento hasta allá a Guanajuato, se ahorraría un buen dinero si todo ese movimiento se realizara en Irapuato”.

Víctimas de violencia se concentrarán en Semefo de Guanajuato

El 22 de marzo, el fiscal Carlos Zamarripa Aguirre anunció que los restos de todas las personas fallecidas en hechos de violencia –asesinatos o accidentes de tránsito— serían llevados al edificio de Servicios de Investigación Científica, en la capital.

En sus instalaciones hay tecnología de punta para practicar las necropsias, además se presume que así se optimizará el flujo de información y habrá un mayor control y organización.

Esto significa que la población de municipios alejados como Xichú, Atarjea, Coroneo o Acámbaro, deberán viajar más de 3-4 horas para iniciar el trámite de la entrega de su familiar fallecido, además esto eleva el costo del servicio funerario.

Un calvario, tardan días recuperar a su familiar

Centralizar el Semefo de la capital del estado es una estrategia que, a una semana de su aplicación, se ha vuelto una carga más para las familias.

En León, el pasado lunes fue localizado el cuerpo de un hombre en la comunidad La Patiña, tras la investigación fue trasladado al Semefo de la capital, sin embargo, luego de tres días los deudos aún no podían recuperar el cuerpo.

Los familiares del fallecido tuvieron que viajar a la capital para gestionar la entrega de los restos, pero hasta el jueves seguían sin conseguirlo y enfrentaban un verdadero calvario.

¿Negocio para las funerarias?

El cambio trajo consigo una serie de complicaciones con las casas funerarias, las cuales ven en este proceso una pérdida de tiempo y desinformación, además de un incremento en sus precios, que muchas veces la gente no puede costear.

Javier, de Funerales Santiago, explicó que tener que viajar a Guanajuato implica que el personal permanezca al menos seis horas allá; gasten gasolina y comida por un solo servicio, lo que se refleja en el recibo, pues se cobran 1 mil 200 pesos adicionales.

“Mi precio fijo es de 13 mil 800 pesos, va subir mil 200 pesos (…) lo caro de una funeraria y eso es lo que se debe tomar en cuenta, que se opera las 24 horas del día los 365 días del año y tenemos que estar pendientes para la gente”, explicó.

El servicio se incluye la velación en el domicilio, el ataúd, trámite, pago de impuestos, proceso de embalsamado y traslado al panteón.

Javier, explicó que en muchas ocasiones no tienen dinero para cubrir un sepelio y ahora será doblemente complicado por el desgaste físico, emocional y económico.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s