Poca agua encarece forraje para ganado en Juventino Rosas.

Aunado a que ya hay pocos pastos en las zonas de agostadero y los bordos de abrevadero están vacíos o en plena evaporación, los ganaderos ahora enfrentan el encarecimiento de los forrajes.

Al respecto Salvador Arellano, presidente de la Asociación Ganadera General de Juventino Rosas, manifestó que el problema de la falta de lluvias del año pasado ahora se está viendo en los agostaderos, donde hay menos pasto que en un año normal.

“Si bien ya estamos en plena temporada de estiaje, no es algo extraordinario, pero es Claro que es consecuencia de los poco más de 200 mm de precipitación acumulada que llovieron en la entidad en 2020”.

Lo vemos en las zonas de las comunidades de San Juan de la Cruz y Emiliano Zapata, y lo que sigue va a ser el precio de la pastura, explicó.

“Como no se sembrará la superficie de riego rodado normal porque no hay agua en las presas, como es el caso de la Ignacio Allende, esto hará que haya menos pastura y obviamente se encarezca el costo de este alimento para el ganado”.

Actualmente las pacas de forraje andan entre la 120 y 130 pesos, “esperemos que no se le encarezca, más pero esa es la tendencia porque no hay más”, explicó.

El efecto inmediato es que primero hay falta de pastura en los agostaderos, y luego los bordos, ya que hay muy pocos que tienen agua, “la pastura como sea se puede acarrear, no es costoso hacerlo, pero no lo es tanto como acarrear agua”.

Aclaró que todavía no se da eso y espera que el cielo los favorezca con “alguna agüita”, pero si esto no ocurre a fin de mes o empezando mayo, “tendremos que pensar en acarrear agua para el ganado”, esto es, comprar “viajes” en pipa con todo lo que eso implica.

Comentó que la parte de abajo del municipio, el costo de una pipa de 800 pesos, pero ya para conducirlo a las zonas de agostadero es otra cosa, ya dependerá de la distancia y los caminos.

“Y luego habrá que ver dónde la vamos a guardar, porque no nada más es llevarla sino también dónde ponerla”.

“Podemos considerar que si vamos a estar sufriendo un rato en tanto llegan las lluvias, cuando menos todo mayo”.

Agregó finalmente que el mayor problema es para el ganado bovino que es el que más agua y alimento consume, no tanto con el caprino que hasta con el agua de la llave cubre sus necesidades, tomando en cuenta que la mayor parte de las comunidades de Juventino Rosas tienen el servicio de agua potable.

Información. El Sol del Bajío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s