Tirso Martínez: narco y testigo clave. Hizo lo que quiso con el fútbol del Bajío; Celaya e Irapuato bajo su poder.

En medio del juicio que se realiza en Estados Unidos contra Genaro García Luna, que fuera secretario de Seguridad Pública durante el sexenio del presidente Felipe Calderón, muchos temas y nombres regresaron al ojo público. Y es que los testimonios de criminales confesos y condenados que cooperan con la Fiscalía norteamericana dan mucho de qué hablar.

En primera instancia, Sergio Villarreal, alias ‘El Grande’, declaró haber participado directamente en los sobornos que García Luna habría recibido de parte del Cártel de Sinaloa y otras organizaciones delictivas, lo que ya desató mucha polémica. Sin embargo, este martes subió al estrado como testigo cooperante de la Fiscalía un viejo narcotraficante más que conocido en el Bajío y en el mundo del futbol mexicano.

Se trata de Tirso Martínez Sánchez, también conocido como ‘El Futbolista’, quien trabajó con los cárteles de Sinaloa y de Juárez entre 1995 y 2003. El narcotraficante aseguró haber generado hasta 70 millones de dólares por el ingreso y distribución de cocaína principalmente a Chicago, Los Ángeles y Nueva York. Y parte de ese dinero lo utilizó para invertir en un negocio peculiar: el futbol mexicano, donde adquirió las franquicias del Irapuato y el Querétaro en la primera división, y Celaya, Tlaxcala, La Piedad y Venados de Mérida, en la entonces Primera A.

El responsable del ascenso del Irapuato

Además de ‘El Futbolista’, a Tirso Martínez se le conocía como ‘El Tío’, o ‘El Patrón’. Era un gran aficionado al balompié, por lo que adquirió varios equipos, a pesar del riesgo que suponía el hecho de que descubrieran su identidad.

Bajo su mando, el Irapuato ascendió a la Primera División en 2003, tras derrotar en la final de ascenso a su archirrival, el Club León de Carlos Ahumada. De acuerdo con una serie de reportajes del peridista deportivo Ignacio ‘Fantasma’ Suárez, Tirso ya había acordado la venta del Irapuato a Ahumada, por lo que se le pidió a los jugadores freseros que se dejaran perder en la final. Pero estos se negaron, y convencieron a Tirso de que cancelara la venta, ya que ellos ganarían y ascenderían.

Y a pesar de que un comando armado, presuntamente enviado por Carlos Ahumada, tomó las instalaciones del estadio Sergio León Chávez para evitar que la final se disputara ahí, un grupo de jóvenes de la barra brava del Irapuato, ‘Los Hijos de la Mermelada’, recuperaron el inmueble. Tras esto se jugó el partido, ganó el Irapuato y el equipo ascendió.

Este sería quizás el mayor éxito deportivo de los equipos operados por Tirso Martínez con dinero proveniente del narcotráfico. En esos tiempos, entre 2002 y 2003, visitó en varias ocasiones el estadio Sergio León Chávez. Integrantes de ‘Los Hijos de la Mermelada’ entrevistados en 2014 por Quadratín afirmaron que llegaba a bordo de camionetas de lujo y con guardias armados.

Después subía al palco principal y veía los juegos como local del Irapuato en la Liga de Ascenso. Finalizados los duelos, se marchaba custodiado por sus guardias, y siempre acompañado por el empresario joyero Kléber Meyer, directivo del equipo y supuesta fachada de Tirso Martínez.

El joyero Kleber Mayer celebrando con la afición de Irapuato el ascenso del 2003. Foto: Especial

En Celaya tenía una papel menos protagónico

Al contario, en Celaya nadie conocía a Tirso Martínez Sánchez, que era un dueño anónimo. De hecho, los propios directivos de la Federación Mexicana de Futbol ignoraban quién era el propietario de los Cajeteros del Celaya.

“De Celaya es una sociedad anónima se me escapa el nombre, pero en la Primera ‘A’, están registrados los datos”, indicó en aquel entonces Enrique de la Garza, presidente de la Primera A.

Pero sólo se tenía registrado a Celaya como Promotora Deportiva Celaya A.C.

En Celaya tampoco lo ubicaban, ante la discreción que procuraba guardar y la alta seguridad que lo acompañaba a todas partes.

“Lo único que sabemos es que es una persona baja de estatura, por lo que se puede ver, llega al club en camionetas grandes con vidrios polarizados y rodeado de varios guaruras que lo cuidan por todos lados”, declararon personas entrevistadas entonces.

Asímismo ocurría en sus otros equipos, como Querétaro o La Piedad, donde actuaba detrás de las sombras.

Descubren al ‘Señor del Bajío’

Pero esto no duraría mucho. En junio del 2004, el periódico Reforma denominó a Martínez Sánchez como ‘El Señor del Bajío’ e informó que los equipos Celaya y Tlaxcala, que jugaban en la Primera A, y el Irapuato, que estaba en Primera División, pertenecían al mismo grupo, del que prácticamente nadie sabía que ‘El Futbolista’ era el inversionista principal.

“Ellos son del mismo dueño, pero no sé a qué se dedique, es una persona de Guadalajara a la que todos le llaman ‘El Señor’, dicen que el ‘El señor’ para acá y el ‘Señor’ para allá pero nunca se ha aparecido en ninguna parte y no se sabe quién es”, señaló en ese entonces una fuente de un club de Primera A.

Tras esto, la Federación Mexicana de Futbol (FMF), se puso manos a la obra. En entrevista para Mediotiempo, el entonces presidente de la FMF, Alberto de la Torre, confesó que los dueños se pusieron de acuerdo para desafiliar al Irapuato y al Querétaro, con el pretexto de reducir la Primera División de 20 a 18 equipos.

FMF pagó 14 millones al narcotráfico por sus equipos

Además organizaron una auditoría para revisar las finanzas de todos los equipos, y al fallarla los cuadros de Tirso Martínez, se ofrecieron a comprarle las franquicias. Todo para expulsar al narcotráfico del futbol mexicano.

“Se formó el Consejo de Dueños y se pidió hacer una especie de auditoría a todos los equipos para ver la solvencia económica y para saber si podían tener equipos en Primera División. Esos dos en especial se vio que no tenían la solvencia o no presentaron los papeles suficientes a la empresa que nosotros le encomendamos el trabajo”, comentó el expresidente de la FMF.

Solo por estas franquicias, la FMF pagó 14 millones de dólares a Tirso Martínez. Y así, la temporada Apertura 2004 de la Primera División Mexicana comenzó ya sin el Irapuato y el Querétaro.

“Tuvimos que comprarlas a plazos, tuvimos que moverle. Las dos costaron alrededor de 14 millones de dólares y fue barato a comparación de lo que valen ahora los equipos”, agregó De la Torre.

Lo detuvieron en León en 2014

Ya fuera del negocio del futbol, Tirso decidió mantener un perfil bajo para pasar desapercibido de las autoridades. Y no por nada, ya que la justicia de los Estados Unidos ya lo había identificado y lo etiquetó con el nivel 43, el más alto para un traficante de drogas.

Por ello se estableció en León, donde vivió en un modesto edificio de apartamentos ubicado en la colonia La Martinica, en la calle Antonio ‘Tota’ Carbajal. Además se transportaba en un automóvil compacto Atos.

Pero eso no fue suficiente. Tirso cambió su nombre al de “Luis Ángel Aguilar”. También bajó de peso para alejarse de la imagen que se conocía de su persona, de hacía alrededor una década, cuando lo fotografiaron durante un partido de su Irapuato.

Y no contento con eso, comenzó a operarse el rostro para complicar aún más su identificación. Para febrero de 2014, se encontraba en un tratamiento por hipertensión, problema que debía superar para someterse a una cirugía estética mayor para cambiar definitivamente sus rasgos. Pero para entonces ya se había operado la nariz y los ojos.

Una CURP lo delató

Sin embargo, la treta no funcionó. La Policía Federal se encomendó para detener a Tirso Martínez, luego de que la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York expidiera una orden de captura. Así, tras un largo operativo de rastreo, los policías detuvieron a Tirso afuera del edificio de departamentos en La Martinica el 2 de febrero a las 11:00 de la mañana.

“Yo sólo soy un trabajador de cobranza administrativa, no entiendo por qué me arrestan”, les dijo a los agentes, según Quadratín. Enseguida, se apresuró a sacar su cartera para mostrarles una credencial con el nombre de Luis Ángel Aguilar, un documento apócrifo.

Pero los policías observaron que en su billetera también portaba una copia fotostática de su CURP con el nombre de Tirso Martínez Sánchez. En ese momento aceptó ser la persona que buscaban, y lo detuvieron. Terminó en el Penal Federal del Altiplano, en el Estado de México, pero ahí solo estuvo un año, para luego ser extraditado a Estados Unidos. En 2016, se declaró culpable en la corte de Nueva York de haber distribuido toneladas de cocaína en territorio estadounidense y Europa.

Testigo en juicios del Chapo y García Luna

Pero ahí no acabó su historia, pues ya detenido en Estados Unidos, decidió cooperar con la Fiscalía en el juicio contra su excolaborador, Joaquín Guzmán Loera, alias ‘El Chapo’.

En 2018, Martínez declaró que, a partir de 2000, supervisó un plan de Guzmán para transportar cocaína desde México hasta la ciudad de Nueva York por tren. Calcula que ganó unos 20 millones de dólares en este operativo antes de abandonarlo.

Gracias a su cooperación, Tirso Martínez recibió una sentencia reducida de siete años de prisión por delitos relacionados con el narcotráfico.

Pero ahora vuelve a cooperar con la Fiscalía estadounidense para inculpar a Genaro García Luna.

El fiscal Philip Pilmar explicó que espera que Martínez testifique que uno de los narcos del Cártel de Sinaloa con los que Tirso trabajaba, identificado como Jorge, le ofreció ponerle en contacto con García Luna para pagarle sobornos y así asegurarse de que sus cargamentos de droga no serían registrados.

Con esto, el Fiscal pretende demostrar que García Luna no solo no era un enemigo del Cártel de Sinaloa, sino que al contrario era su aliado.

Video: https://twitter.com/NostalgiAscenso/status/1607464700480036864?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1607464700480036864%7Ctwgr%5Ecf938e72be491b88d2d144b345ae124107404a45%7Ctwcon%5Es1_c10&ref_url=https%3A%2F%2Fperiodicocorreo.com.mx%2Ftirso-martinez-el-narco-y-testigo-clave-dueno-del-futbol-en-el-bajio%2F

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s