Menores sufren por separación de padres.

Que uno de los padres se quede con la custodia de los hijos no significa que deba quitarle los derechos que tiene el otro en el tema de educación, indicó José Antonio Medina Lanuza, juez del Juzgado Oral Familiar de Celaya, y es que dijo, en el municipio se da mucho que el padre custodio acuda a la institución educativa a hablar con los directivos y docentes para quitarle el derecho al otro progenitor de conocer cómo van en la escuela y de acudir a los eventos escolares.

Comentó que como juez familiar algo que les ha creado mucho conflicto en los asuntos familiares son los temas relacionados con las instituciones educativas. Para explicar este tema, contextualizó que existen varias instituciones familiares como lo son: La patria potestad, guardia y custodia de las niñas, niños y adolescentes, así como el régimen de convivencia.

“Hablando específicamente de la patria potestad, son los derechos y obligaciones que nosotros como padres tenemos hacia nuestros hijos, pero no nada más en el tema de educarlos, de darles buen ejemplo, sino también en el tema económico, dándoles un buen ejemplo, proveerlos de todo lo que necesitan, desde el punto de vista de la comida, salud, educación, los momentos de esparcimientos, entre otros”.

“Por otro lado, tenemos lo referente a la guardia y custodia, cuando ambos padres están viviendo en el mismo domicilio, los dos tienen esa guardia y custodia de los hijos, pero cuando no están viviendo en el mismo domicilio, se tiene que establecer quién de los dos progenitores es quien debe ejercer ese derecho de custodia, que implica simple y sencillamente más obligaciones”.

Sin embargo, dijo, ambos tienen el mismo derecho de convivencia, aunque uno de ellos únicamente aporte lo correspondiente a la pensión alimenticia. Además, destacó que los hijos tienen derecho a convivir con el padre no custodio y con la familia de este.

Puntualizó que “el problema que se ha suscitado en el juzgado familiar de Celaya es en el sentido que en ocasiones se piensa, por mal asesoramiento muchas veces, porque uno como padre no quiere informarse por conveniencia o venganza hacia el otro progenitor o por las razones que sean, que al tener la custodia el juzgado les está otorgando más derechos sobre sus hijos, pero lo que otorga derechos es la patria potestad”.

El problema con esto, mencionó, es que la madre o padre custodio normalmente acude a la institución escolar y le dice al directivo o al docente que él tiene la custodia, por lo que, al padre que no la tiene no puede ir a preguntar cómo van sus hijos en la escuela, no puede acudir a la institución a los eventos escolares, entre otras cosas, lo que vulnera los derechos que tienen sobre los hijos y en consecuencia, causan daño en los menores.

Ante esto, recomendó a los directivos y docentes que como instituciones escolares tengan la seguridad de que, cuando alguno de los padres llega a tener una restricción o cuando se dicta alguna medida urgente de protección, el mismo juzgado les va a avisar, por tal motivo, les recomienda no quedarse con la versión que les dé el progenitor o progenitora.

“Si les dicen que el otro no puede presentarse o pedir informes espérense a la orden judicial, al oficio que les llegue, a la notificación que se realice por parte de una autoridad jurisdiccional como puede ser el actuario, en ocasiones los oficios se dejan a su disposición”.

“Este es un tema muy recurrente, al día de hoy viene papá diciendo, oye juez, fíjate que vine a la escuela, quise pedir informes de mi hijo y me lo negaron porque la mamá argumentó ciertas circunstancias que no están apegadas a la realidad, en estos casos tiene que actuar el tribunal para desatorar esa problemática”.

Explicó que cuando el padre o madre pierden derechos sobre su hijo y cuando tienen una sentencia de la pérdida de la patria potestad, pierden todos los derechos sobre ellos, por lo que, los padres deben solicitar copias certificadas, donde se establece que el otro progenitor perdió todo derecho.

“A mí me han contado en ocasiones que, yo papá me acerqué a la reja de la escuela, estuve tratando de ubicar en el recreo a mi hijo, de esa manera lo puede saludar, me llamaron la atención de la institución y me tuve que retirar. Todo eso es una vulneración de derechos y es importante que se atienda”.

Como autoridades escolares, dijo, no deben quedarse única y exclusivamente con la versión de alguno de los progenitores, porque ellos pueden plantear toda la situación desde su punto de vista o conveniencia.

Por ello reiteró que “si ya existiera alguna determinación, los mismos interesados les pueden presentar copias certificadas del oficio o requerimiento que como autoridad nosotros hagamos a las autoridades”.

Finalmente, mencionó que las acciones que se deben tomar en cuenta en estos casos son el ser más enérgicos en las sanciones, ya que actualmente las que hay no son muy efectivas, por lo que, se llegan a cometer muchos abusos.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s