Corea del Sur moviliza cazas y helicópteros tras incursión de drones norcoreanos.

Corea del Sur acusó este lunes a Pyongyang de invadir su espacio aéreo con varios drones, lo que la obligó a desplegar cazas para tratar de derribarlos.

«Varios» drones norcoreanos «invadieron nuestro espacio aéreo» en la zona fronteriza cerca de la provincia de Gyeonggi, indicó en un comunicado el Estado Mayor surcoreano, enfatizando que fue «un claro acto de provocación».

La incursión suscitó disparos de advertencia del ejército surcoreano, que igualmente desplegó cazas y helicópteros de combate para tratar de abatir los cinco drones. Uno de ellos se adentró en el espacio aéreo cerca de la capital, Seúl.

En el incidente, uno de los aparatos, un caza ligero KA-1, se estrelló en la zona de Hoengseong, según la agencia de prensa Yonhap.

El ejército surcoreano no indicó si los drones fueron abatidos o si volvieron del lado norcoreano.

Las fuerzas de Seúl enviaron además sus propios aparatos pilotados y no pilotados junto a la línea de demarcación entre las dos Coreas y al norte de la misma, para tareas de «reconocimiento» y «operativas», como la toma de fotografías de «instalaciones militares enemigas», indicó el Estado Mayor surcoreano.

«Nuestro ejército seguirá respondiendo de manera decidida a semejantes provocaciones de Corea del Norte», enfatizó el Estado Mayor de Seúl.

La de este lunes es la primera incursión de drones norcoreanos en el espacio aéreo de Corea del Sur desde hace cinco años.

Los vuelos fueron temporalmente suspendidos en los aeropuertos internacionales de Gimpo e Incheon, cerca de Seúl, durante una hora, por pedido del Estado Mayor surcoreano, según Yonhap.

Yang Moo-jin, profesor de la Universidad de Estudios Norcoreanos en Seúl, destacó que es la primera vez que se suspenden vuelos en Corea del Sur a causa de drones norcoreanos. Aunque, según él, la tarea de estos consistía más bien en espionaje.

«Teniendo en cuenta el deficiente nivel de desarrollo de los drones norcoreanos, hay pocas posibilidades de que estuvieran dotados de las capacidades de ataque propias del armamento moderno», explicó el profesor.

La incursión se produce en un contexto de gran tensión, después de una larga serie de ensayos de armamento por parte de Pyongyang en los últimos meses, incluyendo el disparo de un misil balístico intercontinental.

El uso de drones por parte de Corea del Norte es una preocupación cada vez mayor para Seúl. Pyongyang niega su implicación y acusa a su vecino del sur de fabricar pruebas falsas en su contra.

Información. Periódico Excélsior.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s