Trump, bajo fuego amigo tras “derrota” en las elecciones intermedias.

Donald Trump enfrentaba los ataques republicanos y de medios conservadores después de lo que se percibe como una derrota de su partido en las elecciones del martes, cuando su equipo y aliados lo presionaban para retrasar el lanzamiento de su candidatura para las presidenciales del 2024.

Después de una decepcionante noche para los candidatos impulsados por el expresidente de Estados Unidos, varios republicanos le pidieron retrasar el “gran anuncio” de la próxima semana hasta después de que se defina al ganador de un puesto clave del Senado en Georgia.

El exjugador de futbol americano Herschel Walker, apoyado por Trump, está sufriendo contra el senador demócrata Raphael Warnock, y ese estado se dirige a una segunda vuelta que determinaría el control del Senado una vez más.

La posición de Trump como la figura dominante en el Partido Republicano también fue cuestionada e incluso algunos de sus asesores consideran que su futuro político está en juego, cuando el gobernador de Florida, Ron DeSantis, comienza a posicionarse como una alternativa con potencial para el 2024.

“Le aconsejaré que traslade su anuncio hasta después de la segunda vuelta en Georgia”, dijo Jason Miller, exasesor de Trump. “Georgia tiene que ser el centro de atención de todos los republicanos del país en este momento”, añadió.

Trump consiguió algunos triunfos el martes pero perdió los premios más importantes, especialmente en Pensilvania, donde el demócrata John Fetterman venció a Mehmet Oz, apoyado por Trump.

Los candidatos trumpistas también perdieron las elecciones a gobernador en Pensilvania, Michigan y Maryland, y una carrera al Senado en New Hampshire.

“Tuvimos una oportunidad histórica y el reclutamiento de candidatos poco populares por parte de Trump nos jugó una mala pasada”, dijo a The New York Times Scott Reed, un estratega republicano.

“Trump ya ha perdido tres elecciones seguidas para el Partido Republicano y es hora de salir de esta tontería”, comentó.

La exsecretaria de prensa de Trump, Kayleigh McEnany, que ahora trabaja para Fox News, también aconsejó a Trump aplazar su anuncio hasta después de la segunda vuelta en Georgia.

En tanto, algunos de los principales medios conservadores del país, como el New York Post, Fox News y The Wall Street Journal, comenzaban ya a dar la espalda al magnate.

Los diferentes artículos en medios de derechas, tanto liberales como conservadores, mostraron una distancia cada vez más clara entre estos medios cercanos al Partido Republicano y el expresidente.

El rotativo conservador New York Post (propiedad del magnate Rupert Murdoch) publicó ayer en su portada una caricatura del magnate con una cabeza descomunal, sentado en un muro, y indicaba que Trump “saboteó” las elecciones al proponer candidatos republicanos equivocados.

En cuanto a The Wall Street Journal, portavoz del mundo financiero, también apuntó su dedo a Trump como responsable de que no se diera la ola roja (color de los republicanos) que se esperaba.

“Los candidatos de Trump fracasaron en las urnas en estados que eran claramente ganables. Tal vez estas derrotas sean lo que el partido necesita escuchar antes de 2024”, anotó el consejo editorial en un artículo titulado “Trump es el mayor perdedor del Partido Republicano”.

Esta línea argumental la recogió incluso el centrista The Washington Post, que señaló en un artículo de opinión que “el país dijo no” a un Partido Republicano “que ofreció rabia y Trump”, y añadió que a “una mayoría sustancial (58 por ciento según las encuesta realizadas a los votantes el día de las elecciones) no le gusta el expresidente”.

En la influyente cadena de televisión Fox News (también propiedad de Murdoch) hubo muchos elogios para el gobernador de Florida, Ron DeSantis, visto como el principal rival de Trump dentro del partido para las elecciones presidenciales de 2024.

“El mayor ganador de las elecciones intermedias fue sin duda el gobernador Ron DeSantis, cuya aplastante victoria en Florida fue impresionante”, escribió la columnista de Fox, Liz Peek. “¿El mayor perdedor? Donald Trump”, dijo.

Se espera que Trump anuncie su candidatura la próxima semana, mientras que DeSantis, quien primero tuvo que ganar la reelección para la gobernación de Florida, solo ha insinuado que podría luchar por la Casa Blanca.

En su portada después de las elecciones, el New York Post celebró a DeSantis como “DeFUTURE”.

Mientras tanto, los estadounidenses seguían a la espera de los resultados de las elecciones legislativas para saber qué partido controla el Congreso.

Con 209 escaños hasta el momento, los republicanos parecen acercarse a una pequeña mayoría en la Cámara de Representantes de 435 escaños, pero el Senado depende de los resultado en Arizona (donde el candidato demócrata aventajaba por poco en un lento conteo de votos), Nevada (el candidato republicano lleva la delantera y principalmente Georgia.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s