Meses sin intereses, palanca inteligente para hogares mexicanos.

Los consumidores mexicanos han aumentado gradualmente el pago de servicios y productos a través de los meses sin intereses y poco a poco han cambiado su percepción en torno a este método de pago.

Durante este largo periodo de incertidumbre financiera, que inició con las medidas de confinamiento establecidas en 2020 para tratar de contener la pandemia; el sistema de pagos diferidos ha permitido a los mexicanos adquirir bienes y servicios que, de otra manera, tendrían que pagar de contado y que podrían representar un reto financiero.

Para solventar los gastos del hogar, esparcimiento, servicios o incluso el pago de impuestos, los mexicanos recurren cada vez con más frecuencia a la tarjeta de débito, crédito e incluso las plataformas de pagos en línea en comparación con el 2020, de acuerdo con el “Estudio de Compras a Meses Sin Intereses”, presentado por PayPal, la plataforma de pagos en línea.

A través de una encuesta elaborada a 700 consumidores se observó que para el 68 por ciento esta modalidad de pago es útil cuando se trata de comprar bienes duraderos, 61 por ciento cuando tienen que cubrir un pago de emergencia y no tienen flujo de efectivo, y 50 por ciento para quienes aprovechan ventas especiales.

De hecho, los datos del estudio indican que con mayor frecuencia la gente casada es la que utiliza este tipo de herramienta para poder solventar sus pagos, un elemento que podría indicar que el uso de tarjetas o plataformas digitales podría seguir en aumento y como forma de financiar gastos sin pagar intereses, afirman los especialistas que presentaron el estudio.

Para 69 por ciento de los encuestados pagar a meses sin intereses es considerado un método “inteligente”, a diferencia del 57 por ciento que opinaba lo mismo en 2020; 68 por ciento dijeron sentirse más atraídos por los establecimientos que ofrecen meses sin intereses, frente al 55 por ciento que señalaron lo mismo en el año del “Gran Confinamiento” y 65 por ciento aseguró que siempre que tienen la opción prefieren hacer pagos diferidos, frente al 55 por ciento de hace dos años.

Además de estar siendo utilizada como una especie de palanca de apoyo para los gastos del hogar, la evolución en los hábitos de compra que se registraron desde la pandemia por COVID-19 y el aumento de compras a través de portales por internet también están impulsando los pagos diferidos.

De hecho, el estudio señala que seis de cada 10 consumidores ahora prefieren hacer compras en línea que ir a las tiendas físicas.

“La oferta de los meses sin intereses ha ido creciendo porque en los últimos años a doble dígito, esto quiere decir que los consumidores siguen adaptando este producto aunque ya tiene muchos años y está en nuestra cultura, su crecimiento se viene de una forma muy importante”, detalló Allan Picos, director comercial de PayPal México.

Vale la pena destacar que el uso de efectivo sigue siendo la forma más común de pago,  de hecho hasta 2021 el 83.3 por ciento de la población adulta del país utilizaba billetes y monedas para hacer sus compras, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2021.

Información. Reporte Indigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s