Restringen uso de energía a ucranianos tras ataques contra red eléctrica.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, urgió a sus ciudadanos a restringir a partir de este jueves su consumo de energía para hacer frente a la destrucción de las centrales eléctricas provocada por el ejército ruso.

Tras una reunión con las empresas energéticas, Zelenski dijo que estaban preparando «todos los posibles escenarios de cara al invierno» y pidió a ahorrar electricidad a partir de las 07H00 locales del jueves (04H00 GMT).

En Moscú, el presidente ruso Vladímir Putin impuso la ley marcial en los cuatro territorios ucranianos que el Kremlin reivindica haber anexionado: Donetsk y Lugansk en el este, y Zaporiyia y Jersón en el sur.

El anuncio se dio poco después de que las autoridades de ocupación en la ciudad de Jersón empezaran a evacuar a los civiles ante el empuje de la contraofensiva de Ucrania, que denunció esta acción como una»deportación masiva».

Para contrarrestar la contraofensiva ucraniana, Rusia apostó desde la semana pasada por ataques con drones y misiles en amplias zonas del país, con un especial énfasis contra la red de suministro energético.

Un 30% de las centrales eléctricas del país quedaron destruidas, indicó el gobierno ucraniano, que advirtió del riesgo de apagones.

Zelenski denunció que «el terror ruso se dirigirá a las instalaciones energéticas» y aseguró que estaban «trabajando en la creación de puntos de suministro energético móvil para infraestructura crítica».

El alcalde de Kiev, Vitali Klichkó, pidió a la población que no enciendan grandes electrodomésticos. «Incluso un pequeño ahorro y reducción del consumo en cada hogar ayudará a estabilizar la operativa del sistema nacional de energía», afirmó.

La capital se convirtió el miércoles por tercer día consecutivo en blanco de las tropas rusas, que también lanzaron ataques en zonas del oeste de Ucrania, normalmente a salvo de la ofensiva.

Zelenski aseguró que diez drones de fabricación iraní fueron destruidos en Kiev en la jornada del miércoles.

Una deportación masiva

Con la ley marcial en vigor en las regiones anexionadas, Rusia puede reforzar el poder de los militares, aplicar toques de queda, limitar desplazamientos, prohibir concentraciones públicas, entre otros.

El secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa de Ucrania, Oleksiy Danilov, denunció que era una herramienta «para la deportación masiva de la población ucraniana hacia áreas deprimidas de Rusia para cambiar la composición étnica del territorio ocupado».

En Jersón, la primera gran ciudad ocupada por Rusia poco después del inicio de la guerra el 24 de febrero, los residentes estaban ya llegando al municipio de Oleshky, en la otra orilla del río Dniéper.

La televisión rusa Rossiya 24 mostró imágenes de personas llegando en transbordadores, dado que los puentes fueron dañados por la contraofensiva ucraniana.

Las autoridades de ocupación, que también prevén trasladarse a Oleshky, indicaron que habían planificado la evacuación de 60.000 civiles de Jersón durante los próximos seis días.

En paralelo, el secretario del Consejo ruso de Seguridad Nacional, Nikolai Patrushev, indicó que cerca de cinco millones de habitantes de las zonas del sur y el este Ucrania anexionadas por Moscú se hallan en Rusia.

«Nada funciona», piensan los ucranianos

Ucrania ha recuperado importantes territorios gracias a la contraofensiva lanzada en el este y el sur del país. Aunque más lenta al comienzo, la campaña meridional ha ganado impulso recientemente.

Rusia reivindicó también avances en el frente de la región nororiental de Járkov, que volvió casi por completo a manos de Ucrania en septiembre.

Además, el grupo paramilitar ruso Wagner anunció que comenzó la construcción de una línea fortificada de defensa en Lugansk, una de las cuatro regiones ucranianas anexionadas.

En las zonas recuperadas por Kiev, los vecinos empiezan las tareas de reconstrucción. Muchos dependen todavía de la ayuda humanitaria para sobrevivir.

«Más allá de esto, nada funciona», lamenta Ivan Zajarchenko, un residente de 70 años en una fila para recibir ayuda en Izium, reconquistada hace un mes.

El sufrimiento ocasionado por la guerra fue reconocida por el Parlamento Europeo, que entró el Premio Sájarov de Libertad de Conciencia de este año «al valiente pueblo de Ucrania».

«Los ucranianos demuestran dedicación a los valores dela libertad y la democracia cada día en el campo de batalla», tuiteó Zelenski tras conocerse el galardón.

Además, la Unión Europea anunció que prepara nuevas sanciones contra Irán tras haber recabado «pruebas suficientes» de que ha suministrado drones a Rusia.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s