Haití, en peligro por hambruna de acuerdo con el Programa Mundial de Alimentos de la ONU.

A diferencia de otros países de la región, en los últimos años Haití ha sido objeto de múltiples tragedias, desde naturales hasta políticas, sociales y económicas.

Para confirmar su situación, Jean-Martin Bauer, director del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), visitó el país caribeño, asegurando que actualmente la población está vulnerable principalmente debido al hambre aguda.

A través de un informe publicado por el PMA, Bauer detalló que el hambre ha alcanzado niveles catastróficos, llegando al cinco, que es el más alto en la Clasificación Integrada de Fases de Seguridad Alimentaria (IPC) en el barrio de Cité Soleil, en Puerto Príncipe.

Según el último análisis del IPC, por primera vez en Haití hay 19 mil personas que se encuentran en situación de catástrofe, mientras que 4,7 millones en hambre aguda.

Específicamente en Cité Soleil, se ha visto un aumento “preocupante” de la inseguridad alimentaria durante los últimos tres años, dejando a 65 por ciento de su población, especialmente a los más pobres y vulnerables, adentrados en ese conflicto con el cinco por ciento de ellos en necesidad urgente de asistencia humanitaria.

“El aumento de la violencia en Cité Soleil, con grupos armados compitiendo por el control del área, ha significado que los residentes hayan perdido el acceso a su trabajo, mercados y servicios de salud y nutrición. Muchos se han visto obligados a huir o esconderse en sus hogares”, se lee en el informe.

Además, se detalla que la situación ha empeorado con pérdidas en las cosechas desde el terremoto de 7.2 en 2021, el cual dejó a dos mil 246 fallecidos, más de 12 mil 763 heridos y más de 26 mil 200 desplazados, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OPS).

Debido a esa pérdida en la recolección de alimentos, Jean-Martin Bauer confirma que la canasta básica “está fuera del alcance de muchos haitianos”, considerando también que la inflación se encuentra en un 33 por ciento; una situación a la que se le suma la falta de agua potable que probablemente empujará a más personas “al borde de la supervivencia”.

Las soluciones a la hambruna en Haití

Respecto a sus hallazgos en Haití, además de que Jean-Martin Bauer lamentó la situación, aseguró que el PMA estará con la población haitiana, sirviendo a los más vulnerables y ayudando a los más pobres.

“Estamos aquí para garantizar que los niños en edad escolar reciban una comida nutritiva todos los días, que las familias satisfagan sus necesidades alimentarias básicas y que las comunidades estén empoderadas.

“Este es un momento de tumulto en Haití. Pero hay un camino a seguir. Todos debemos ser firmes y concentrarnos en brindar asistencia humanitaria urgente y apoyar el desarrollo a largo plazo”, declaró.

Del mismo modo, José Luis Fernández Filgueiras, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Haití, compartió que necesitaban ayudar a los haitianos a producir alimentos mejores y más nutritivos para salvaguardar sus medios de vida y su futuro, especialmente en el contexto “de una crisis alimentaria que empeora”.

Bajo esa línea, el PMA sigue concentrándose en fortalecer los sistemas nacionales de protección social a través del impulso de las actividades de generación de ingresos con el vínculo de los pequeños agricultores con los mercados locales.

Con la ayuda de la ONG, para este otoño la FAO tiene como objetivo llegar a cerca de 70 mil personas con dinero por trabajo, asistencia para la producción de cultivos alimentarios, para la cría de cabras y aves de corral, y apoyo para el almacenamiento y procesamiento de alimentos para los programas de alimentación escolar.

En 2021, PMA llegó a 1,3 millones de personas y este año planea hacer lo mismo con 1,7 millones de haitianos. Sin embargo, para lograr ese objetivo, durante los próximos seis meses el PMA necesitará 105 millones de dólares para responder a la crisis y reforzar la resiliencia de los haitianos.

Por otro lado, la FAO necesita “urgentemente” unos 33 millones de dólares para ayudar a más de 470 mil personas vulnerables, pues tiene el objetivo aumentar las operaciones en Haití de 560 mil personas en este año y de 876 mil en 2023, correspondientes a la fase tres, en crisis, y cuatro, en emergencia.

Con el informe redactado por Jean-Martin Bauer y el acercamiento de otros colaboradores de la ONU, se prevé que sea la comunidad internacional la que les brinde apoyo humanitario y económico para ayudar a los haitianos que más lo necesitan, principalmente para combatir la hambruna.

Es de Francia de donde se esperaría mayor respaldo, recordando que, aunque Haití es un país independiente, era una colonia francesa. Debido a ello, el Estado europeo ha ayudado en diferentes ocasiones a los haitianos, sobre todo tras desastres naturales, previniendo que esta no sea la excepción.

Información. Reporte Indigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s