Ucrania se está quedando sin lugar para alojar a la gran cantidad de soldados rusos capturados en la contraofensiva.

Las tropas rusas se han rendido en masa ante un rápido contraataque ucraniano que sigue ganando terreno en Kharkiv (este) y Kherson (sur). Sumado a los militares que depusieron las armas, las fuerzas locales también capturaron a una gran cantidad de soldados rusos, a tal punto que se están quedando sin lugar para alojarlos.

Oleksiy Arestovich, asesor del presidente ucraniano Volodimir Zelensky, reconoció que el ejército capturó a tantos soldados rusos en los últimos días que se está quedando sin espacio para alojarlos. El portavoz de la inteligencia militar, Andrey Yusov, en tanto, dijo que entre ellos hay un número “significativo” de oficiales rusos.

La inteligencia militar de Kiev señaló que un gran número de soldados rusos depusieron las armas en lugar de seguir luchando contra las tropas que avanzan hacia el este desde Kharkiv porque “comprenden lo desesperado de su situación”.

Asimismo, según consigna Daily Mail, las tropas del Kremlin que están luchando en la región de Kherson, al sur de Ucrania, están negociando su propia rendición, ya que se habrían quedado sin municiones.

Este martes los soldados ucranianos aumentaron la presión sobre las fuerzas rusas en retirada, intensificando una contraofensiva que ha producido importantes ganancias y un golpe impresionante al prestigio militar de Moscú.

A medida que el avance continuaba, los servicios de la guardia fronteriza ucraniana dijeron que el ejército tomó el control de Vovchansk, una ciudad a sólo 3 kilómetros de Rusia, tomada en el primer día de la guerra. Rusia reconoció que en los últimos días ha retirado las tropas de las zonas de la región nororiental de Jarkov.

Tras los avances en Kharkiv, Ucrania pidió más armas a Occidente para poder poner fin a la invasión rusa (REUTERS/Gleb Garanich)Tras los avances en Kharkiv, Ucrania pidió más armas a Occidente para poder poner fin a la invasión rusa (REUTERS/Gleb Garanich)

La viceministra de Defensa ucraniana, Hanna Maliar, comentó que Kiev está tratando de persuadir a más soldados rusos para que se rindan, lanzando proyectiles llenos de volantes antes de su avance.

“Los rusos los utilizan como carne de cañón. Su vida no significa nada para ellos. No necesitan esta guerra. Ríndanse ante las Fuerzas Armadas de Ucrania”, decían los volantes.

Mailar agregó que el objetivo de las fuerzas ucranianas es proseguir con la contraofensiva hasta retomar por completo la región nororiental y afirmó que esto ocurrirá “tan pronto como sea posible”.

Mientras se liberaban decenas de ciudades y pueblos, las autoridades se desplazaron a varias zonas para investigar las presuntas atrocidades cometidas por los soldados rusos contra la población civil.

La fiscalía regional de Kharkiv reportó que se encontraron cuatro cuerpos con signos de tortura en el pueblo de Zaliznychne. No está claro en qué otros lugares han entrado los investigadores.

A última hora del lunes, el presidente ucraniano Volodimir Zelensky dijo que sus soldados habían retomado hasta ahora más de 6.000 kilómetros cuadrados (2.300 millas cuadradas) -un área de más de dos veces el tamaño de Luxemburgo- en cuestión de semanas. “El movimiento de nuestros soldados continúa”, dijo el mandatario.

Zelensky afirmó que Ucrania y Occidente deben “reforzar la cooperación para derrotar al terror ruso”, al tiempo que pidió a sus aliados sistemas de defensa aérea para ayudar a proteger las zonas civiles que los comandantes de Putin comenzaron a atacar como “venganza” por las últimas derrotas en el campo de batalla.

El presidente ucraniano describió esos ataques contra la población civil como “una señal de la desesperación de los que inventaron esta guerra”. “Así es como reaccionan a la derrota de las tropas rusas en la región de Kharkiv. No pueden hacer nada a nuestros héroes en el campo de batalla y por eso Rusia dirige sus viles ataques contra la infraestructura civil”, agregó.

Pese a los ataques rusos, la contraofensiva ucraniana no se detiene y avanza más de los previsto. Según un informe publicado este martes por la inteligencia local, representantes de las autoridades rusas que gestionan la Crimea ocupada “están evacuando urgentemente a sus familias” de la región y del sur de Ucrania.

“Las acciones exitosas de los defensores ucranianos obligan a las ‘llamadas autoridades’ de Crimea temporalmente ocupada y del sur de nuestro país a reubicar urgentemente a sus familias en el territorio de la Federación Rusa”, se lee en el informe de la dirección de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania.

La península de Crimea fue ocupada en 2014 por el Ejército de Rusia, quien impuso en la zona sus propias autoridades no reconocidas por la comunidad internacional.

En esa línea, las autoridades regionales de Lugansk afirmaron este martes que, como resultado de la contraofensiva ucraniana en el este del país, las fuerzas rusas se han retirado de la ciudad de Kreminna, que habían capturado en abril. “Hoy, Kreminna está completamente vacía. El Ejército ruso ha dejado la ciudad y ondea la bandera ucraniana que han izado los partisanos,” anunció en su cuenta de Telegram el gobernador de la región, Serhiy Haidai.

Video: https://cdn.jwplayer.com/previews/WWQlGN2v

Información. Infaboe.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s