Por pandemia no hubo crecimiento, pero bajó la desigualdad: AMLO.

En un discurso por su Cuarto Informe de Gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en plena pandemia de Covid-19, si bien no hubo crecimiento, hubo una reducción de la desigualdad.

Desde Palacio Nacional, el mandatario afirmó que se cayó la economía, pero ya se logró recuperar los niveles previos al Covid; como ejemplo, citó que el IMSS tiene registrados 633 mil trabajadores más que antes de la pandemia, para dar un total de más de 21.2 millones de personas inscritas.

“Sin crecimiento, pero con una mejor distribución del ingreso, hemos logrado aminorar la desigualdad y la pobreza”, expresó.

El titular del Ejecutivo federal refirió que la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH) del Inegi, en 2018 los más ricos del país ganaban más que los pobres mientras que en 2020, ya en pandemia, esa diferencia se redujo a 16 veces.

Debido a las afectaciones del confinamiento y otras medidas tomadas tras la llegada del Covid, detalló, los hogares urbanos perdían 8% de sus ingresos, pero en el medio rural, crecieron 3.8%.

De forma general, los más pobres tuvieron un aumento de 1.3% en sus ingresos en la pandemia, aseguró López Obrador.

Detalló que el ingreso promedio trimestral de los adultos mayores pasó de poco más de 12,000 pesos en 2018 a 13,5686 pesos en 2020; de igual forma, los ingresos de la población indígena subió de 8,857 a 10,057 pesos, es decir, 13.16% más.

El mandatario, además, indicó que según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el ingreso real por persona creció 4.8%, de 2,747 a 2,880 pesos.

Más allá de todo, López Obrador destacó que su gobierno ha desechado la “obsesión tecnocrática de medirlo todo”, pues lo fundamental no es cuantitativo sino cualitativo y en el aspecto económico, más importante que el crecimiento es la distribución del ingreso y la riqueza para que la gente pueda vivir feliz.

Aunado a esto, el mandatario señaló dos “buenos” factores que mantienen la estabilidad económica: la estrategia de apoyo “a los de abajo” y las ventajas del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Los programas para el bienestar, la recuperación del poder adquisitivo de los salarios, el aumento de las remesas han mejorado la situación económica de la población más pobre del país y al garantizar cuando menos lo básico, se ha mantenido la paz y ha permanecido la llama de la esperanza”, expresó.

Información. Forbes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s