Talibanes se alistan para celebrar el aniversario de la retirada de EU.

El Gobierno talibán declaró el miércoles 31 de agosto como día nacional en Afganistán, como parte de la celebración por el primer aniversario de la retirada de las tropas estadounidenses y el fin de dos décadas de invasión extranjera.

El 31 de agosto de 2021 fue el día en el que “la invasión de la OTAN liderada por Estados Unidos fue completamente derrotada en Afganistán y el sol de la independencia volvió a salir resaltando la victoria del Emirato Islámico de Afganistán y la independencia del país“, manifestó este martes en un comunicado el Ministerio de Trabajo.

Por lo tanto, añadió, mañana miércoles, cuando se cumple el primer aniversario del fin de la retirada de los estadounidenses, “es día festivo en Afganistán”, indicó.

Imágenes difundidas en las redes sociales muestran a las fuerzas de seguridad talibanes preparando las actividades de celebración de mañana en diferentes provincias de Afganistán.

El Gobierno de los islamistas comenzó las celebraciones el pasado 15 de agosto, la fecha en la que hace un año sus combatientes entraron en la ciudad de Kabul para tomar el control del país tras la caída del Gobierno respaldado por EU.

Talibanes se preparan para celebrar el aniversario de la retirada de EU

Los estadounidenses abandonaron Afganistán a última hora del 30 de agosto en Kabul, justo antes de que se cumpliera el límite acordado con los talibanes para terminar la retirada y completar las operaciones de evacuación de todo su personal y colaboradores.

Estados Unidos acordó la retirada completa de sus fuerzas en el histórico acuerdo de Doha firmado en febrero de 2020, bajo la condición, entre otros puntos, de que los talibanes evitaran que Afganistán volviera a convertirse en santuario de terroristas como ocurrió durante su anterior régimen entre 1996 y 2001.

La caótica salida que se completó en cuestión de semanas, después de más de 20 años de guerra, dejó a las fuerzas afganas sin su soporte fundamental, lo que degeneró en la caída del país en manos de los talibanes, provincia por provincia, a una velocidad nunca experimentada durante el conflicto.

Cuando los fundamentalistas tomaron el poder, los estadounidenses todavía estaban tratando de evacuar a sus ciudadanos y trabajadores afganos, provocando un movimiento desesperado de personas tratando de huir y los norteamericanos rebasados por la multitud.

El último avión militar estadounidense despegó del aeropuerto de Kabul faltando un minuto para la medianoche del 30 de agosto con el último grupo de pasajeros, entre ellos el entonces embajador de EU en funciones, Ross Wilson, poniendo fin a veinte años de presencia civil y militar. 

Información. Forbes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s