Cazan a policías desarmados; 85% de agentes asesinados estaban en descanso.

A los policías los están ‘cazando’ cuando se encuentran desarmados y sin posibilidad de defenderse: de los 20 uniformados que han sido asesinados este año en Guanajuato, el 85 por ciento estaba en su día de descanso. Además de los 20 agentes en activo, 2 ex policías también fueron víctimas de agresiones.

Desde el 2017, Daniel Gómez-Tagle ha realizado un análisis cualitativo sobre los asesinatos de policías en el país, a través del proyecto ‘Azul Cobalto’ que contabiliza y estudia los ataques contra los elementos de las corporaciones de los tres niveles de gobierno. 

“Algo que me llama la atención en este año, hasta el momento tengo registrados 20 policía asesinados (…), de esos 20, el 85% estaba en su día franco. Si lo comparamos con el 2017 encontramos una diferencia sustancial y el indicador es que a los policías los están matando más cuando dejan su equipo de protección personal. En 2017 mataban al 31% cuando estaba de franco y en 2022 es el 85%. Es decir que están cazando a los policías”, puntualizó. 

No ve en armas la solución

No obstante, que los policías se lleven consigo las armas a su casa, consideró, no sería una solución al problema. Dijo que aunque el policía tiene derecho a poder defenderse y se daría la herramienta para ello, el número de elementos asesinados no disminuiría. Los elementos son asesinados cuando comen, cuando están con su familia, en la tienda o en diferentes escenarios en los que no están alertas. 

“Las estadísticas demuestran que al policía lo están asesinando por la función no por la actuación, lo matan porque es policía. Él no deja de ser policía solamente por quitarse el uniforme, Entonces desde esa perspectiva, el ciudadano que ejerce la función policial tendría que tener el derecho de poder defenderse e inclusive cuando no trae el uniforme porque es cuando lo están cazando”, expresó. 

Primer lugar en policías asesinados

Daniel Gómez reveló que Guanajuato es el estado a nivel nacional con el mayor número de policías asesinados, con 297 casos, de los 2 mil 107 asesinados a nivel nacional desde el 2017 y hasta el 9 de junio con el asesinado de Juan Carlos Cruz Segura, elemento de la Policía Municipal de Irapuato cuando salía de turno en la Ciudad Industrial junto con una compañera, quién quedó gravemente lesionado. 

Sin embargo, no es el estado con el mayor riesgo de ser policía, pues según tasa de policías asesinados por cada 100 elementos de la fuerza de seguridad pública del estado, Guanajuato presenta una tasa de riesgo de 2.26 por ciento frente al 4.47% que tiene Zacatecas, estado que ocupa el primer lugar, por encima de la entidad guanajuatense. 

“¿Qué se tiene qué hacer? Se tienen que garantizar los derechos de los policías, garantizar que los policías asesinados o desaparecidos, que es un tema del que no hablamos, que tengan un seguro en lo inmediato que sus familias tenga garantías de que en el caso de que el policía sea asesinado o desaparecido, la familia no quede en desamparo, porque entonces se demuestra el compromiso que tiene el estado con el ciudadano”, consideró que sólo se habla de las obligaciones de los policías, peor qué pasa con las garantías del gobierno con ellos. 

Cacería de policías en Guanajuato rebasa a gobierno; GN no ayuda 

Daniel Gómez consideró que la ‘cacería de policías’ es un problema que no sólo ha rebasado a Guanajuato, sino a todo el país. Por ello, se requiere la colaboración y una estrategia federal que no se está teniendo con los estados y Guanajuato no es el único afectado. 

“Es un problema que no solamente podemos identificar en muchos estados de la República en donde la Guardia Nacional no está colaborando de manera eficiente con las policías estatales y municipales. Las policías municipales y estatales no tienen la capacidad técnica para combatir al crimen organizado”, puntualizó. 

Ejemplificó que a nivel municipal y estatal, los policías salen a patrullar con el mínimo de municiones y armamento. Y de frente a un ataque de grupos delincuenciales no pueden hacer nada, pues los delincuentes pueden traer hasta 10 veces más municiones y mejor armamento. De tal modo, la participación de la Guardia Nacional es necesaria, pero esto no se está viendo. 

“No son soldados”

Consideró que la corriente partidista sí está influyendo en el número de policías asesinados y la estrategia que tiene cada partido político para enfrentarlo. En el caso de Guanajuato se refleja la desconexión fuerte que tiene con el Gobierno Federal, aunque tampoco en otros estados o a nivel federal se ve una estrategia clara y definida para el combate del crimen organizado. Aunque las fuerzas federales que sí tienen el armamento y capacidad para enfrentarlo deberían combatirlo. 

Los asesinatos de policías, lamentó, van a continuar pues se requiere un análisis puntual y trabajar desde lo local, es decir, desde los municipios. En primer lugar, reconocer que detrás del uniforme está un ser humano y no tratar a los policías como soldados. 

“Mientras sigamos tratando al policía como un soldado, con el discurso de la vocación y el servicio porque no hay ninguna obligación del policía, y es un ciudadano que necesita un reconocimiento pleno a sus derechos humanos y morales para poder trabajar en la seguridad, en lo local que es urgente”, reflexionó

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s