Dan el último adiós a Ángel, estudiante de la UG asesinado por elemento de la GN.

Con un pase lista y porras al ritmo del “Muchacho alegre”, familiares y amigos de Ángel Yael, exalumno de Agronomía de la Universidad de Guanajuato, (UG) lo despidieron en su última morada.

Familiares del joven de 19 años, exigieron una pronta y eficaz respuesta de las autoridades e instancias encargadas de aclarar el homicidio y prevenir que se repita esta situación.

“Dicen que a Ángel le quitaron sus alas, muchachos se las dejó a ustedes, tómenlas, agárrenlas para terminar lo que él no pudo, no sean cobardes”, dijo una familiar de Ángel Yael.

El joven era alumno de Agronomía de la UG, el miércoles pasado en la comunidad El Copal, cuando manejaba una camioneta y aparentemente no atendió la indicación de efectivos de la Guardia Nacional de detenerse fue ultimado por un agente de esta agencia federal.

Familia pide por su descanso

El medio día de este viernes, en la capilla de una agencia funeraria ubicada en el bulevar Solidaridad, se llevó a cabo la misa de cuerpo presente en la que sus amigos y familiares pidieron por el descanso eterno del alma del joven.

Con globos blancos y arreglos florales, fue cubierto el féretro blanco del muchacho. Antes de salir de la agencia funeraria rumbo al panteón particular de Los Olivos, el cortejo fúnebre hizo un pase de lista, con porras y cánticos, exigieron justicia para que el crimen no quede impune.

“Mi hijo dio su vida para que los demás jóvenes puedan caminar, -que las autoridades- se pongan las pilas nosotros creímos en sus propuestas y por eso los elegimos, entonces ahora que nos cumplan”, dijo Lucía Rangel, mamá de Ángel Yael.

Humberto Rangel, tío de Ángel Yael, señaló que esperan una pronta respuesta efectiva de las autoridades e instancias correspondientes de aclarar el homicidio del muchacho, pues hasta el viernes pasado no había acercamiento de parte de funcionarios municipales.

Se va el ‘muchacho alegre’

Después de rezar un misterio por la memoria de Ángel Yael, cuando el féretro blanco descendía a la tumba, se escuchó la canción el “Muchacho alegre”, que a decir de sus amigos y familiares lo describían a la perfección.

“La secretaria de gobierno se comprometió a ver en qué situación está la persona detenida para canalizarlo a la dependencia correspondiente, por parte de la universidad donde estaba mi sobrino estudiando hay un grupo de abogados que están al pendiente de esta situación… Hasta que veamos un poquito de avance es cuando vamos a ver si estamos conformes o nosotros también a ver por qué lado nos movemos nosotros”.

En el panteón Los Olivos, cuando el féretro blanco descendía a la tumba, se escucharon los acordes de una guitarra de esta canción a la que se sumaron las voces entrecortadas del cortejo fúnebre y mientras volaban globos blancos, con aplausos lo despidieron.

Información. Periódico Correo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s