¿Bandido o justo? Villa fue clave en las Batallas de Celaya.

José Doroteo Arango, mejor conocido por su seudónimo Francisco Villa, fue una de las figuras clave en las batallas de Celaya y, de acuerdo con Fernando Amate Zúñiga, cronista de Celaya, fue un hombre considerado por unos como un temible bandido y vulgar asalta vacas, mientras que por otros un personaje con ideales, inteligente, noble y justo.

El también denominado como el Centauro del Norte, nació el 5 de junio 1878 en San Juan del Río, Durango, pero gran parte de su vida y trayectoria la realizó en Chihuahua, lugar donde incluso fue gobernador.

VILLA: HOMBRE CON IDEALES

El cronista contó que independientemente si fue considerado como un hombre bandido o justo, lo cierto es que tenía ideales, a los cuales fue fiel, también fue considerado como una persona humilde, que tenía predilección por los niños de modo tal que, hay varias anécdotas que relatan de qué manera Villa procuraba proteger a los niños, sobre todo a los que habían quedado huérfanos a raíz de la revolución, además de que luchó por el bien de los más humildes, quienes a su vez, lo seguían y respetaban.

Destacó que Villa fue uno de los grandes aportadores del contenido social que después fue plasmado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917. Actualmente, la también conocida como Carta Magna, sigue vigente.

ACUDE AL LLAMADO DE MADERO

Amate Zúñiga continuó relatando que Villa acudió al llamado de Francisco I. Madero para incorporarse a la Revolución Mexicana de 1910 y en 1914, antes de las batallas de Celaya, acudió a una convención con los diferentes grupos revolucionarios en la ciudad de Aguascalientes, donde se trató de llegar a un acuerdo para conocer qué rumbo debía seguir la revolución mexicana.

“Al no ponerse de acuerdo, se separó a lo que fue la fracción convencionista la cual encabezó y de lado opuesto, representando los intereses del ejecutivo nacional que era Venustiano Carranza, su brazo armado, Álvaro Obregón, dirigió a los constitucionalistas y tiempo después llega Villa a Celaya con sus tropas, pero no entró a la ciudad”.

Mencionó que los combates de Celaya se llevaron a cabo principalmente en el poniente, es decir, donde actualmente es la salida a Salamanca, también en la comunidad ahora llamada Crespo, las inmediaciones y los Laureles.

“Villa es derrotado en varias batallas que se suceden desde el 6 al 15 de abril de 1915 y por ello sale huyendo de Celaya, él va a tratar de repostar sus tropas y a partir de ahí podemos decir que se apaga la estrella victoriosa de Villa”.

Finalmente, dijo que Francisco Villa sufrió diferentes atentados, sin embargo, fue hasta el 20 de julio de 1923 que durante una emboscada fue asesinado en Hidalgo de Parral, Chihuahua. “Tiempo después le cercenan la cabeza, la cual es exhibida como escarmiento para los revolucionarios”, esto de acuerdo con algunos relatos.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s