Policías de Celaya están desprotegidos.

El gobierno municipal de la actual administración, y también pasadas administraciones, no han protegido a sus policías, ya que los uniformados se exponen todos los días ante la delincuencia, no cuentan con todo el equipo y armamento debido, y cuando quedan lesionados en cumplimiento de su deber, son despedidos injustificadamente; o, en el peor de los casos, las viudas y los hijos de los policías asesinados no reciben pensión alguna.

Así lo denunciaron varios policías, entre ellos una mujer policía quien fue despedida en octubre, dentro de la actual administración, con el argumento de que su brazo ya no tenía la suficiente fuerza para sus labores, cuando dicha mujer policía había recibido cuatro impactos de bala, lo que le perforó un pulmón y dejó inválido un brazo.

La representante legal de los policías, Angélica González Cruz, compartió la idea de los 60 elementos que asesora, en el sentido de que el municipio no los respalda, porque no se les reconoce como trabajadores municipales, y por lo tanto, no tienen derecho de jubilación, pensión y demás prestaciones.

En entrevista, los elementos comentaron que no siempre se cuenta con todo el equipo necesario, y por ello se vuelven más vulnerables; pero los elementos que siguen laborando, no lo denuncian por temor a represalias.

También expusieron que el gobierno municipal, a través de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, tiene preferencias hacia los policías federales, a quienes se les integra con altos cargos y altos sueldos, cuando en México o de donde vienen fueron despedidos; y con ello se hace una marcada diferencia con los policías de Celaya.

Por su parte, González Cruz expuso que los elementos no cuentan con el respaldo del municipio, porque se está dando muchas situaciones que lo demuestran, como los familiares de los elementos caídos, “porque desgraciadamente, cuando van por el finiquito, les dicen que no se tiene derecho, no les reconocen que fue un riesgo de trabajo”.

“En este momento hay varias demandas de mujeres viudas que quedaron en el total desamparo. Hasta juicios que tienen más de año y medio, y el municipio está entorpeciendo, a pesar que existe el reconocimiento en donde se le está ordenando al municipio que se pague una pensión a los hijos de las viudas y se les pague porque fue riesgo de trabajo; por lo que gobierno de Celaya está ignorando la orden”, comentó.

Dijo que son 15 viudas con niños pequeños que no han recibido una pensión, 40 jubilaciones, y 25 despidos injustificados, poco más de 60 elementos a quienes se les deben más de 50 millones de pesos; y con un solo elemento se le debe más de dos millones de pesos.

También aclaró que el Oficial Mayor, e incluso hasta los integrantes del pleno del Ayuntamiento, incluyendo al alcalde, pueden ser destituidos, porque son los responsables en aprobar o rechazar las jubilaciones de los policías.

Por lo anterior, citó el Artículo 258 de la Ley de Amparo: “Se hace del conocimiento de la autoridad requerida que de no acatar lo ordenado, además de una multa, se remitirá el expediente al Tribunal Colegiado de Circuito correspondiente para la continuación del trámite de inejecución, que puede culminar con la separación de su puesto y su consignación al juez penal competente por la comisión del delito de desacato”.

Para concluir, dijo que el Oficial Mayor sí puede ser separado de su cargo, así como los regidores, en caso de no acatar lo ordenado a ya tres casos ganados por los policías.

Información. El Sol del Bajío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s