China está ampliando arsenal nuclear más rápido de lo previsto, dice Pentágono.

China desarrolla su arsenal nuclear mucho más rápido de lo esperado, indicó un informe publicado el miércoles por el Pentágono según el cual Pekín ya puede lanzar misiles balísticos armados con cabezas nucleares desde tierra, mar y aire.

De acuerdo con el reporte, China podría tener 700 ojivas nucleares para 2027 y llegar a las mil en 2030, un arsenal dos veces y media mayor de lo que el Pentágono preveía hace sólo un año. 

La República Popular China «está invirtiendo y ampliando el número de sus plataformas nucleares terrestres, marítimas y aéreas y construyendo la infraestructura necesaria para apoyar esta importante expansión de sus fuerzas nucleares». 

La evaluación aparece en el informe anual que el Departamento de Defensa remite al Congreso sobre los desarrollos militares chinos. 

Al igual que Estados Unidos y Rusia, las dos principales potencias nucleares, China está construyendo una «tríada nuclear» con capacidad para lanzar armas nucleares desde misiles balísticos terrestres, desde misiles lanzados desde el aire y desde submarinos, según el informe. 

Agrega que es probable que China no busque la capacidad de lanzar un ataque nuclear no provocado contra un adversario nuclear -principalmente Estados Unidos- pero que quiere disuadir a otros de hacerlo manteniendo una amenaza creíble de represalias nucleares. 

Hace un año, el informe del Pentágono sobre China afirmaba que el país tenía unas 200 ojivas lanzables y que las duplicaría para 2030. Pero en los últimos meses investigadores independientes publicaron fotografías satelitales de nuevos silos de misiles nucleares en el oeste del gigante asiático. 

Esta aceleración «es muy preocupante para nosotros», dijo un funcionario de defensa estadounidense. «Plantea dudas sobre sus intenciones».

Principal rival de EU

El Pentágono declaró a China como su principal preocupación de seguridad para el futuro, mientras Pekín promete convertir al Ejército Popular de Liberación (EPL) en una «fuerza de clase mundial» para 2049, según su plan oficial.

China expande su fuerza aérea, espacial y marítima con el objetivo de proyectar su poder a nivel mundial, como lo han hecho los militares de Estados Unidos durante décadas.

La rivalidad aumentó la preocupación sobre un posible choque entre Estados Unidos y China, especialmente en lo que respecta a Taiwán, una democracia autónoma respaldada por Washington que China reclama como su territorio.

El nuevo informe del Pentágono afirma que la rápida modernización militar de China apunta a tener para 2027 la capacidad de superar cualquier retroceso en los esfuerzos para recuperar Taiwán, ya sea mediante presión o fuerza militar.

Para 2027, dice el reporte, el objetivo de China es tener «las capacidades para contrarrestar al ejército estadounidense en la región del Indo-Pacífico y obligar al liderazgo de Taiwán a sentarse en la mesa de negociaciones bajo los términos de Pekín».

Crisis de octubre de 2020

Paralelamente, el informe confirma trascendidos de prensa de los últimos meses que dieron cuenta de que en octubre de 2020 funcionarios del Pentágono se vieron obligados a sofocar preocupaciones de Pekín acerca de que Estados Unidos, en el marco de las tensiones políticas internas derivadas de las elecciones presidenciales, tenía la intención de instigar un conflicto en el Mar de China Meridional.

Exponiendo sus temores, el EPL intensificó entonces sus advertencias a través de los medios controlados por el Estado, lanzó ejercicios militares a gran escala, expandió sus despliegues y puso a las tropas en una mayor preparación, según el informe.

Recién después de que altos funcionarios del Pentágono se comunicaran directamente con sus homólogos chinos, las preocupaciones disminuyeron y un portavoz de defensa de Pekín anunció públicamente que Estados Unidos no planeaba desencadenar una crisis.

«Estos hechos pusieron en relieve el potencial para (la ocurrencia de) malentendidos y errores de cálculo, y subrayaron la importancia de una comunicación eficaz y oportuna», agrega el documento.

Asimismo, cuestiona las intenciones del EPL en materia de investigación biológica de sustancias con potenciales usos médicos y militares.

«Los estudios realizados en instituciones médicas militares de la República Popular China abordaron la identificación, prueba y caracterización de diversas familias de toxinas potentes con aplicaciones de doble uso», generando preocupaciones sobre el cumplimiento de los tratados mundiales sobre armas biológicas y químicas.

Esos resquemores aumentaron desde principios de 2020, después del surgimiento de la pandemia de coronavirus en el área de un laboratorio chino con conexiones con el EPL en Hunan.

China niega que el laboratorio haya tenido algo que ver con el brote de covid, pero los investigadores internacionales han tenido acceso limitado a sus instalaciones.

Inestabilidad

Mientras tanto, el principal general del Pentágono advirtió el miércoles que los asombrosos avances tecnológicos del ejército chino, reflejados en su reciente prueba de misiles hipersónicos que dan la vuelta al planeta, dejan al mundo listo para entrar en una era de mayor inestabilidad estratégica.

«Estamos siendo testigos de uno de los cambios más grandes en el poder geoestratégico global que el mundo haya presenciado», advirtió el presidente del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, en el Foro de Seguridad de Aspen.

«Vamos a tener que dar más importancia al mantenimiento de la paz entre las grandes potencias», precisó.

Información. Periódico Excélsior.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s