Sin apoyo del gobierno, en La Cruz se solidarizan.

Ante la falta de despensas y apoyos por parte del gobierno municipal, los vecinos de la comunidad de La Cruz se han organizado para dar de comer a las familias que de un día a otro se quedaron sin casa; y con esta ayuda se busca amortiguar la pesada carga que representa vivir en casa ajena o tener que volver a la casa acordonada para estar al pendiente de los animales del establo como cerdos, gallinas, chivos y vacas.

María Belén Rodríguez Corona, encargada de la cocina Las Marías, decidió crear una cadena de ayuda comunitaria, por lo que varias personas le han abastecido de verduras, arroz, pan, tortillas, carne y otros productos; y ella, junto con su compañera del establecimiento, han hecho comida hasta para más de 30 personas.

“A nosotros también nos alcanzó la desgracia. Se nos metió el agua al local, mojó muchos de los productos, varias despensas, y tuvimos que limpiar todo con cloro y jabón, hervir los trastes y comprar manteles y servilletas nuevas, para seguir con nuestro único sostén de vida. Y como una muestra de solidaridad y gratitud a Dios porque no hubo desgracia humana, nos hemos organizado muchos del pueblo para dar de comer a la gente que lo necesite”, comentó la señora María.

Dijo que repartirán comida mientras que la gente también siga ayudando, porque es momento de mostrarse como hermanos que lo son todos, como buenos vecinos, y porque es lo que se ha caracterizado en la comunidad La Cruz, que cuando hay alguna desgracia, se unen para ayudarse mutuamente.

Reconoció que no es la única que ha gastado para comprar mandado, sino que una carnicería le da carne, otras personas le han llevado arroz, frijoles, café, sopa, verduras, pan, y así como llega se entrega.

“El señor del mercadito, don Alfredo, me regaló unas cositas para empezar a dar comida. Y lo hacemos con gusto porque perder la casa es una desgracia difícil de soportar. Y ayudar con algo de comida es una muestra de que como vecinos estamos unidos y que no los vamos a dejar solos”, afirmó.

Hizo un llamado para quien quiera apoyar, aunque no sea de la comunidad, a que les lleve un kilo de frijol, de azúcar, para hacerles de comer a los vecinos.

Dijo que pueden preguntar por la señora Belén, ahí en el local Las Marías, del número 81, que está sobre el camino principal o la avenida Morelos; pero además, si cuando pasan a dejar la comida, y no están, que después pueden llegar al local y llevarse su comida.

“En la mañana les llevé pan y café, porque hay quienes se han quedado en su casa, otros están viviendo cerca, en casas prestadas, pero regresan para darle de comer a los animales”, comentó.

Información. El Sol del Bajío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s